5 ejercicios para manejar la ansiedad

Para poder manejar la ansiedad debemos aprender a reconocerla. En el momento en que percibamos los primeros síntomas procuraremos salir a la calle a pasear para despejarnos

La ansiedad es un estado emocional que se manifiesta en las personas con sensaciones de inquietud, angustia y temor.

Aquellos individuos afectados por la ansiedad se desesperan ante situaciones en las consideran que no tienen el control y que les generan una sensación de peligro.

Manejar la ansiedad no es una tarea nada fácil para quienes la sufren constantemente.

Aunque parezca algo tonto o inofensivo cuando la vemos desde fuera, la realidad es que resulta difícil de controlar.

Se considera que deja de ser normal cuando es descontrolada y continúa por más de seis meses. En este caso ya se le debe tratar como un trastorno y se debe buscar la ayuda de un especialista.

Manejar la ansiedad es necesario para poder disfrutar realmente de tu vida. Aquí te dejamos algunos ejercicios para manejarla apropiadamente.

Síntomas de la ansiedad

Identificar la ansiedad es bastante sencillo. La mayoría de nosotros lo hace de forma automática. No obstante, aquí te dejamos sus síntomas más importantes por si tienes alguna duda:

  • Dolor y palpitaciones en el pecho
  • Mareo y vértigos
  • Náuseas y malestar estomacal
  • Transpiración excesiva, sofocos o escalofríos
  • Sensación de asfixia y temblores
  • Hormigueo o entumecimiento
  • Sensación de pérdida de control y de volverse loco
  • Temor (en general y sobre todo a la muerte)

Aunque la ansiedad es un estado emocional difícil de controlar puede ser tratado incluso cuando no ocurre con tanta regularidad y no se le ha diagnosticado como trastorno.

  1. Respiración para manejar la ansiedad

Aparta un momento del día en el que no tengas ninguna actividad o responsabilidad.

  • Durante este lapso de tiempo asegúrate de que nadie te moleste y comprométete a no tener prisa por terminar. Es importante que te tomes el tiempo necesario para relajarte.
  • Ponte lo más cómoda que puedas, ya sea acostada o sentada.
  • Cuando encuentres la posición que más te agrade, cierra los ojos y centra toda tu atención en la respiración.
  • Fíjate en cómo entra y sale el aire, despacio.
  • Al pasar los minutos, respira de manera más lenta y lleva el aire hasta la parte baja de los pulmones. Lentamente inspira por la nariz, mantén el aire por unos segundos y deja salir el aire poco a poco.

Sigue repitiendo el ejercicio por varios minutos.

Este ejercicio te ayudará a mantener el control de forma constante pero también te permitirá manejar la ansiedad que aparece de repente.

  1. Caminar

Caminar es la forma más sencilla de manejar la ansiedad. No requiere que vayas al gimnasio, que compres ropa especial ni que contrates a un entrenador.

Se trata de un ejercicio tan completo que si lo haces por la mañana, sus efectos perdurarán durante todo el día.

Procura incluir una caminata en tu día y dar un pequeño paseo justo cuando la ansiedad esté afectándote.

  1. Correr

Otro de los ejercicios para manejar la ansiedad más fáciles de practicar es correr. Este deporte te ayuda a perder peso y quemar calorías al tiempo que fomenta la liberación de serotonina.

Esto es bueno porque la serotonina ayuda a mejorar el humor y la salud mental. Si incorporas este deporte a tu vida descubrirás que también mejora la calidad de tu sueño y aumenta las horas de descanso.

  1. Bailarbailar mejora tu postura

Bailar ayuda a tu cuerpo a liberar endorfinas. Es algo genial porque estas te ayudan a manejar la ansiedad y el estrés al tiempo que mejoras tu salud cardiovascular.

Lo único que necesitas es poner algo de música y empezar a moverte un poco. Verás que conforme avancen los segundos te empiezas a sentir más cómoda y tomas ritmo.

Aunque el baile no es algo que practiques mucho, igualmente no lo descartes. Parte de aprender a lidiar con la ansiedad incluye atreverse a hacer cosas nuevas, así que no lo dudes.

  1. Aprende a olvidarte de las preocupaciones

Aunque este no es un ejercicio físico propiamente dicho, sí es clave para manejar la ansiedad. Es importante que aprendas a lidiar con las situaciones para que estas no se hagan con el control de tu vida.

Ten en cuenta que la mayoría de los problemas que nos estresan suelen ser menos graves de lo que realmente creemos y pueden tomar el control cuando ni siquiera son reales.

  • Tu mente es muy poderosa y puede concentrar mucha atención en situaciones imposibles solo porque les das importancia.
  • Acepta que no sirve de nada que entres en ansiedad por una preocupación irreal.

Si no puedes alejar o desviar el pensamiento de ansiedad, entonces intenta distraerte de una manera más grande: realiza alguna actividad o habla con alguien.

Pasos básicos al experimentar un ataque de ansiedad

Al sufrir un ataque de ansiedad es muy probable que no sepas qué hacer o cómo reaccionar. En ese caso recuerda:

Identifica el motivo por el que estás teniendo un ataque de ansiedad.

Encuentra la forma de salir de la situación, ya sea respirando o realizando alguna actividad física.

Aunque puede parecerte muy difícil, poco a poco irás retomando el control y aprenderás a hacerlo cada vez más rápido.

Este artículo fue realizado gracias mejorconsalud.com Si deseas seguir leyendo artículos de tu interés sigue explorando el sitio.

Loading...

Autor: Fiorella Roque Mejia

Estudiante motivada para dar respuesta a los problemas de salud nutricional y apasionada por el estudio de las ciencias de salud, nutrición y la alimentación a la sociedad. Actualmente adoro la nutrición complementaria, el estilo de vida saludable y la fitoterapia. Soy amante del cine, el café y de diferentes tipos de infusiones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *