Este es el desayuno perfecto para perder peso y limpiar el cuerpo de toxinas

El desayuno es considerado como la comida más importante del día, ya que este es el que nos provee de energía para poder rendir en nuestras actividades diarias.

Pero lo importante es no comer cualquier cosa, sino comer algo nutritivo y que al mismo tiempo te ayude a liberar toxinas, bajar de peso e iniciar tu día de una manera adecuada.

En esta ocasión te vamos a compartir la receta de una desayuno perfecto para poder bajar hasta 11 libras, además de liberar tu cuerpo de toxinas. Así que sigue leyendo para que te enteres de como debes hacerlo.

Receta de avena para bajar de peso en el desayuno

A continuación te diremos cuales son los ingredientes que necesitas para poder llevar a cabo este desayuno perfecto para bajar de peso.

Ingredientes:

  • Dos cucharadas de harina de avena.
  • Una taza de yogur reducido en grasa.
  • Una cucharadita de cacao en polvo
  • Una cucharadita de semillas de linaza molidas.
  • Cinco o siete ciruelas carnosas.

La preparación de este desayuno es muy sencilla, solo sigue los siguientes pasos:

  • Coloca las ciruelas en un recipiente de vidrio y sumérgelas en 100 ml de agua hirviendo.
  • Tapa el recipiente y deja reposar por unos diez minutos.
  • En otro recipiente mezcla la avena, el cacao y las semillas de linaza, luego colócale el yogurt y mezcla muy bien los ingredientes.
  • Una vez remojadas las ciruelas pícalas finamente y añádelos a la mezcla.
  • Mezcla muy bien los ingredientes y deja reposar
  • Esta bebida, debes prepararla en la noche anterior y dejarla en la nevera toda la noche para consumirlo a la mañana siguiente, para así concentrar las propiedades de los ingredientes.
  • A la mañana siguiente puedes licuar la mezcla para hacerla más agradable al paladar o consumirla tal cual.
  • Este desayuno puedes endulzarlo con estebia o con miel de abejas orgánica para mejorar su sabor y hacerlo aún más delicioso y te aportará todas las energías que necesitas para que estés más activa durante todo el día.

Ventajas de este desayuno

Este increíble desayuno posee una gran cantidad de vitaminas y minerales que además de desintoxicar tu cuerpo y bajar de peso, te ayudará a mejorar tu apariencia, pues posee la capacidad de hacerte mejorar el aspecto de tu cabello y hacerte lucir una piel más lozana y brillante y más allá de la apariencia física fortalece el sistema inmunológico de tu cuerpo y estabiliza el metabolismo.

Como puedes ver los beneficios de este desayuno son muy interesantes, así que no dudes en probarlo de manera inmediata si quieres perder peso.

Este artículo fue realizado gracias a universonatural.social Si deseas seguir leyendo artículos de tu interés sigue explorando el sitio.

Si usted come 3 pasas al día, esto es lo que pasará en su cuerpo

Las pasas de uva, también conocidas como uvas pasas, se obtienen al deshidratar las uvas frescas. Está incluida dentro del grupo de los frutos secos, siendo de los más preciados para comerlo.

Coma 3 pasas al día y muchas cosas sucederán en su cuerpo.
Las pasas pueden ser una poderosa adición a su arsenal de salud. Investigaciones han mostrando que están llenas de muchos beneficios para la salud. Simplemente añadiendo tres pasas a su dieta cada día puede proporcionar una amplia gama de beneficios para la salud.

A continuación le presentamos lo que ocurre en su cuerpo si empieza a comer 3 pasas por día

Mejorar la Salud Digestiva:

Las pasas son una buena fuente de fibra soluble, que es un componente importante de la salud digestiva. La fibra soluble atrae la humedad en el tracto digestivo, por lo que los alimentos que son altos en fibra soluble, como las pasas, pueden ayudar a prevenir y tratar el estreñimiento.

Las pasas también trabaja en el sentido contrario, en el tratamiento de la diarrea. Las pasas son una buena fuente de potasio, que es útil en el tratamiento de los malestares estomacales y diarrea.

Prevenir y tratar la anemia: Las pasas son una buena fuente de hierro. La adición de el hierro de las pasas a su dieta puede ayudar a tratar la anemia.

Fortalecer los huesos:

El magnesio, manganeso y selenio son muy importantes para tener huesos fuertes y saludables, y las pasas son una forma fácil de añadir estos minerales a su dieta.

Aumentar la energía:

Los azúcares naturales en las pasas, a partir de fructosa, sacarosa y glucosa, lo convierten en la merienda perfecta para ganar energía.

Mejorar la salud del corazón:

Las pasas pueden mejorar la salud del corazón en una variedad de maneras. Los altos niveles de potasio que contienen las pasas pueden reducir el riesgo de apoplejía. La adición de pasas a su dieta hará que bajen los niveles de colesterol LDL y así reducir su riesgo de enfermedades del corazón y ataques al corazón, así como el riesgo de apoplejía.

A si que ya saben, empiecen a incluir 3 pasas en sus dietas diaria y gocen de sus beneficios.

Este artículo fue realizado gracias a hogarnatura.net Si deseas seguir leyendo artículos de tu interés sigue explorando el sitio.

Dieta de la avena para un vientre plano

La dieta de la avena es uno de los grandes puntos a favor por la facilidad para desarrollarlo, así como los resultados seguros y rápidos que genera. Si llevamos la dieta de una forma correcta, en promedio podemos bajar entre 2 a 3 kilos, en solo diez días, una cifra sana, porque reducir muchas tallas en poco tiempo, no es lo más conveniente.

En un momento, seguramente comenzamos a preguntarnos si en realidad la avena, nos hará bajar de peso, cuando se trata de un cereal que asociamos con engordar. Y es que sí, muchas personas piensan que la avena engorda. Ante esto, es importante resaltar que contiene fibra, que actúa como regulador metabólico, y es un diurético, algo que nos ayudará a eliminar el exceso de líquido de nuestro cuerpo al igual que otras toxinas como ya hemos explicado.

Ventajas de la dieta de avena

La dieta de la avena es uno de los grandes puntos a favor por la facilidad para desarrollarlo. La avena es un alimento que nos aporta muchos beneficios, al ser saciante, con muchos nutrientes y bajo nivel calórico, por lo que no estaremos aguantando hambre con esta dieta, sino evitando los malos hábitos que nos han llevado al sobrepeso.  Además, nos aporta energía, algo que nos puede impulsar a desarrollar una rutina de ejercicios, que será clave para cumplir nuestros objetivos.

¿Qué necesitas para la dieta de la avena?

1. Avena: Para iniciar con esta dieta de la avena, primero necesitamos contar a la mano con copos de avena o salvado de avena fresco, algo que podemos conseguir en todas partes, tanto en supermercados como tiendas.

2. Planificación: No podemos comenzar con esta dieta de un día para el otro. Es muy importante que se fije un día para empezarla, algo que nos permitirá que tanto nuestro cuerpo, como la mente, se preparen para estos cambios, es decir, nos podemos hacer la idea, de todo lo que vamos a desarrollar. Claro que no puede ser una fecha tan lejana, porque obviamente, mientras más rápido se arranque, duraremos menos tiempo para darnos cuenta de los resultados positivos, con los que lograremos ponernos en forma.

3. Bebe mucha agua: Es clave que nos mantengamos hidratados durante todo el día. Al menos debe tomar 2 litros de agua diariamente durante el desarrollo de la dieta.

4. Descansar correctamente: Si duermes poco, los expertos afirman que el metabolismo funciona lentamente, además de que se genera una ansiedad que te puede llevar a comer, por lo que es clave descansar lo suficiente, algo que nos permitirá cumplir de la mejor manera con este método.

5. Realizar ejercicio: Como siempre se dice, no podemos pensar que una dieta hará milagros, sin que cambiemos nuestros hábitos. Es clave que desarrollemos alguna rutina de ejercicios, para reducir esas tallas de más, que nos vienen molestando.

6. Comida balanceada: Se recomienda consumir alimentos balanceados, para no acumular más grasa y toxinas a nuestro organismo, algo que haría más complicada la tarea de la avena, que se encarga de quemar y eliminar todos esos sobrantes. Ante esto, si consumimos alimentos poco nutritivos, con mucha azúcar o fritos, pues con la dieta estaríamos quemando esa grasa nueva acumulada en el intestino y demás partes del cuerpo, quedando pendiente la que ya tenemos en nuestro organismo, es decir haría mucho más lento el proceso.

Por eso se sugiere evitar el consumo de los azucares refinados, grasas animales (excepto pescado), frituras, harinas, embutidos y productos refinados. Mientras menor sea la presencia de estos alimentos, más rápido se podrán ver los resultados, por la eliminación de todas las toxinas sobrantes.

Mientras estemos desarrollando la dieta de la avena, es importante mejorar nuestros hábitos alimenticios, por lo que sugiere consumir vegetales y frutas, principalmente verduras como brócoli, espinacas, tomate, zanahorias y apio.

Además, podemos consumir frutas, como manzanas o plátanos pero sin combinarla con otros alimentos, por el azúcar. Las frutas se deben comer solas, con el estómago vacío y sin ingerir nada más durante media hora. También, recomiendan frutos secos como semillas, almendras, nueces, pastas integrales, pan integral o quesos frescos.

7. Consultar al médico: A pesar que no se tiene descrito, alguna contraindicación del consumo de la avena, si se cumple con la dosis recomendada, siempre es importante consultar con un médico o un nutricionista. Además, en algunas personas el consumo excesivo les puede generar malestar estomacal o dolor de cabeza.

¿Cómo realizar la dieta de la Avena?

Luego de conocer todo lo que necesitamos para la dieta, pues es importante tener claro la forma de preparar esta avena, que vamos a consumir diariamente. Debemos mezclar tres cucharadas de avena fresca con una taza de agua caliente o fría, aunque también podemos utilizar leche de soja.

La Dieta de la Avena: Menú

Día 1

Desayuno: Café o Té, ½ taza de Avena y 1 Naranja.

A media mañana: 2 Peras.

Almuerzo: ½ Taza de Avena, 1 Yogur Desnatado y 1 Plátano.

Merienda: 1 Manzana.

Cena: 2 Filetes de Pechuga de Pollo a la plancha, Ensalada de Verduras y ½ Taza de Avena.

Día 2

Desayuno: Café o Té, ½ Taza de Avena y Sandía.

A media mañana: 1 Manzana.

Almuerzo: ½ Taza de Avena, 1 Yogur Desnatado y 1 Bol de Fresas.

Merienda: Un puñado de Almendras.

Cena: 2 Filetes de Pescado a la plancha, 1 Taza de Brócoli y una Taza de Arroz Integral.

Día 3

Desayuno: Café o Té, ½ Taza de Avena y 1 Plátano.

A media mañana: 2 Kiwis.

Almuerzo: ½ Taza de Avena, 1 Rebanada de Pan Integral, 1 Taza de Leche Desnatada y nueces.

Merienda: 1 Manzana.

Cena: 1 Hamburguesa de Pollo, 1 Rebanada de Pan Integral.

Día 4

Desayuno: Café o Té, ½ Taza de Avena y 1 Bol de Arándanos.

A media mañana: Un puñado de Almendras.

Almuerzo: Sopa Minestrone, ½ Taza de Avena, 1 Taza de Leche Desnatada.

Merienda: 1 Plátano.

Cena: 1 Solomillo de Ternera y Sopa Minestrone.

Día 5

Desayuno: Café o Té, ½ Taza de Avena y 1 Pera.

A media mañana: 1 Manzana.

Almuerzo: ½ Taza de Avena y 1 Filete de Atún.

Merienda: 1 Plátano.

Cena: Sopa de Pescado y ½ Taza de Avena.

Esta es la receta que debemos seguir para conseguir resultados de una forma rápida y nutritiva. Si te decides ponerla en práctica, debes realizarla durante cinco días, luego descansar dos, antes de continuar. La dieta de la avena es una alternativa interesante para bajar de peso, así que vamos a buscar el calendario y decidimos de una vez, cuando vamos a comenzar.

Fuente: el post completo y original lo puedes encontrar en fullmusculo