Orégano, la hierba mas poderosa ¡Desde ahora no debe faltar en tu dieta !

Es una hierba popular que mucha gente utiliza simplemente como una especia para mejorar o realzar el sabor de su comida, pero en verdad, esta hierba perenne, con el nombre científico de Origanum vulgare, tiene una gran cantidad de beneficios para la salud que la mayoría de la gente no sabe.

Y lo mejor del orégano es que se puede consumir tanto fresco como seco, aunque fresco se aprovechan más sus propiedades. Al ser una hierba se puede cultivar perfectamente en macetas y echarle mano cuando estemos preparando exquisitos platos.

1- Contrarresta la inflamación

Gracias a su concentración en timol, el orégano también tiene propiedades antiespasmódicas y antiinflamatorias, por lo que es ideal para mantener la salud de nuestros músculos en perfectas condiciones y combatir enfermedades de carácter inflamatorio.

En una fuente natural de vitamina K, fundamental para la buena salud de nuestros huesos. Pero también contiene vitamina E, C, B6 y es una fuente de omega-3. Sus hojas poseen una alta concentración de hierro, manganeso, magnesio, cobre y calcio.

2- Desintoxica el cuerpo

La composición rica en nutrientes de orégano, incluyendo alto contenido de manganeso, calcio, hierro, vitamina K, fibra y una amplia gama de otros compuestos orgánicos, hace que esta hierba útil sea una candidata ideal para la desintoxicación del cuerpo. La investigación ha demostrado que el orégano puede ayudar a la función hepática y acelerar el proceso de eliminación de toxinas

3- Ayuda a nuestra piel

Favorece la salud de nuestras células y evita el envejecimiento prematuro porque concentra hasta veinte veces más poder antioxidante en comparación con otras hierbas, cuatro veces más que los arándanos, doce más que las naranjas y cuarenta y dos más que las manzanas.

4- Mejora nuestra salud ósea

A medida que envejecemos, nuestros huesos empiezan a debilitarse y romperse, por lo que podamos obtener suficientes vitaminas y minerales en nuestros primeros años es importante. El calcio, el hierro y el manganeso son algunos de los minerales más importantes para la salud ósea, y el orégano tiene cantidades significativas de todos ellos, por lo que es ideal para personas que desean protegerse contra la osteoporosis más adelante en la vida.

Para preparar una taza de esta bebida curativa vas a necesitar seguir estos pasos.

Ingredientes

  • 3 cucharaditas de orégano fresco o 1 cucharadita de orégano seco
  • 300 mililitros de agua

Preparación

  • Coloca el agua en una caldera y llévala a fuego hasta que hierva,
  • En una taza coloca las hojas de orégano y vierte el agua hirviendo sobre ellas.
  • Tapa y deja infusionar por 10 minutos.
  • Cuela y endulza si lo deseas.

Este articulo fue realizado gracias asaludhogar.net. Si deseas seguir leyendo artículos de tu interés sigue explorando el sitio.

Este sitio web no tiene el propósito de cambiar o sustituir los tratamientos o diagnósticos médico o de cualquier otro profesional médico.

 

 

 

 

 

 

Remedios caseros para eliminar la halitosis o mal aliento

No es necesario que nos gastemos mucho dinero en adquirir productos que combaten el mal aliento y no siempre contienen ingredientes muy saludables, ya que existen un gran número de soluciones caseras que podemos emplear para combatir la halitosis de forma efectiva y natural.

La halitosis o mal aliento es un problema muy común que afecta a gran parte de la población ya sea de manera crónica o puntual en algún momento de su vida. Entre las causas más comunes que provocan el mal aliento encontramos la mala higiene bucal, que favorece la proliferación de bacterias, así como la sequedad bucal, el consumo de ciertos alimentos como la cebolla o el ajo y ciertos trastornos digestivos, incluida la diabetes.

Remedios naturales contra el mal aliento

Si sufres de halitosis habitualmente, no dejes de conocer esta lista de soluciones contra el mal aliento que compartimos hoy contigo. Sanos, sencillos y muy eficaces:

Enjuagues con perejil y clavo de olor

Uno de los remedios más sencillos y eficaces contra el mal aliento consiste en hervir un puñado de perejil y un par de clavos de olor en un vaso de agua. Deja reposar unos minutos, cuela la infusión y úsala como enjuague bucal dos veces al día.

Enjuagues con bicarbonato

Otra alternativa natural sencilla y altamente efectiva contra la halitosis. Mezcla una cucharada de bicarbonato de sodio en medio vaso de agua y hazte un enjuague bucal nada más levantarte y otro antes de irte a dormir.

Infusión de menta y canela

Además de deliciosa y digestiva, la mezcla de la menta con la canela es uno de los remedios más eficaces para eliminar el mal aliento. Prepárate una infusión de menta y un trocito de canela después de la comida y la cena y olvídate de la halitosis.

Canela

Cada día, después de la comida principal, mastica un trozo de rama de canela. Te ayudará a desinfectar tu boca y mantener un aliento más fresco por más tiempo.

Zumo de zanahoria, pepino y espinacas

Lava y pela bien tres zanahorias y medio pepino. Pásalos por la licuadora para extraer su jugo y seguidamente viértelos en un recipiente junto con un puñado de espinacas. Bátelo durante unos segundos y tómalo al instante después de la comida.

Enjuague bucal con salvia roja

Este remedio es especialmente útil para las personas que sufren halitosis debido a la gingivitis, ya que nos ayuda a mejorar la salud de nuestras encías.

Vierte en un recipiente medio litro de agua y un puñado de hojas de salvia roja. Llévalo a ebullición y déjalo hervir durante dos minutos. Deja reposar 20 minutos más, cuélalo y úsalo como enjuague bucal después de cada cepillado.

Cómo prevenir la halitosis

Si quieres evitar la halitosis, debes prestar atención a estos consejos:

– Bebe suficiente agua. Te ayuda a mantener la boca hidratada y limpia de bacterias.

– Cepíllate los dientes después de cada comida y emplea hilo dental para que la limpieza sea completa.

– Masca chicles sin azúcar; favorecen la salivación y te ayudan a mantener una buena higiene dental.

– No pases mucho tiempo sin tomar nada. Un zumo de frutas o una zanahoria cruda a media mañana es siempre una buena opción saludable.

Fuente: este post proviene de Soluciones Caseras, donde puedes consultar el contenido original.

4 Alimentos Que Purifican Los Pulmones De Un Fumador. te salvara la vida!

De acuerdo a beautyuniverse durante cada inhalación de humo de cigarrillo, los pequeños pelos que se encuentran recubriendo los pulmones, reciben quemaduras diminutas y hace que éstos se atrofien.

Estos con el tiempo mueren. En consecuencia de esta acumulación de moco y alquitrán, comienza a aparecer la tos y la asfixia crónica. La parte positiva es que con el pasar del tiempo los cilios tienden a poder recuperarse, y para que esto suceda lo primordial es dejar de fumar. Pero también hay buenas noticias para las personas que aún no lograr dejar el cigarrillo, y es que, científicos han comprobado la actuación eficaz de cuatro productos alimenticios para limpiar la nicotina de sus pulmones.

Atención! También deben tener en cuenta que todos los efectos nocivos que encontramos en el medio ambiente no solo afectan a las personas fumadoras, sino también a los que no fuman. Cada habitante de la ciudad se encuentra expuesto diariamente a los efectos negativos de los gases y el polvo que se produce en la ciudad.

Por lo tanto, es indispensable que todos presten total atención al uso de los siguientes productos alimenticios para mejorar la salud del cuerpo:

Ajo

El ajo es conocido por ser un arma muy poderosa para combatir varias enfermedades. Tiene muchos efectos positivos sobre nuestro cuerpo y también muchas propiedades benéficas para toda nuestra salud. Este alimento debe incluirse en la dieta diaria de todos los fumadores sin excepción, ya sean activos o pasivos. Debe realizarse para el tratamiento y sobre todo para la prevención.

Pomelo

Es un cítrico con alto grado de antioxidantes que mejora totalmente la función de las células. También podemos destacar que las sustancias que se encuentran en el pomelo son capaces de resistir contra la desviación de las células.

Por lo tanto las personas fumadoras deben consumir este alimento habitualmente en su alimentación diaria, esto debe aumentar en el caso que el paciente ya se encuentre en riesgo de cáncer.

Jengibre

Este alimento tiene propiedades tanto antivirales como antibacterianas y ayuda a que se dilaten los vasos sanguíneos. También contribuye a eliminar el moco y regenera rápidamente los canales bronquiales.

Zanahoria

Este alimento es considerado el más rico en vitaminas A, C, E, K y algunas del grupo B. La vitamina A tiene un efecto sumamente beneficioso sobre los tejidos de las células y mejora su estado. Es importante comer gran cantidad de zanahorias crudas, preferentemente en ensaladas. Ten en cuenta que su jugo es muy positivo para la salud de los pulmones. Ingerir este alimento neutralizara los efectos negativos de la nicotina, que hace que se eliminen del cuerpo las vitaminas.

Si tomaste valentía y lograste dejar completamente de fumar, sigue adelante y comienza con la limpieza total de tus pulmones. Verás cómo se logra rápidamente recuperar el funcionamiento normal. ¡En pocos días sentirás la gran diferencia! El cerebro comenzará a funcionar mejor, tu olfato mejorará notablemente y las papilas gustativas sentirán el sabor tan deseado de cada alimento.

No olvides aplicarlo con la gente que más quieres y dales una opción saludable para una larga vida.

Comparte Esto Con Tu Familia Y Tus Amigos.

Fuente: el post completo y original lo puedes consultar en beautyuniverse

Claves para gozar de buena salud intestinal

Uno de los motivos principales por los que inicié un cambio profundo en mi alimentación fue no conformarme con una salud mediocre. Yo no estaba enferma, solo tenía síntomas indefinidos que me incomodaban y hacían que no disfrutara de la vida (al menos no todo lo posible). Casi siempre me dolía la espalda, o la cabeza, o ambas cosas, muchas veces me sentía mal del estómago, con dolores, gases o molestias, me ponía enferma de la garganta con facilidad y me sentía cansada, apática, con ansiedad, sin ganas de mucho. Un panorama bastante deprimente para una persona de veintipocos, incluso menos de veinte.

El día en que comprendí que lo que comemos está íntimamente relacionado con cómo nos sentimos, algo hizo click en mi cabeza. Entendí que no me merezco conformarme con una existencia de síntomas absurdos que trataba con la pastilla de turno. Mi camino comenzó entonces y aún sigo investigando, formándome y aprendiendo lo que considero que es la salud natural. Entendernos y respetarnos es la base para gozar de buena salud, junto con una alimentación correcta.

Son muchos los factores que influyen en cómo nos sentimos (física y emocionalmente) y es por eso que un abordaje exclusivamente alimentario muchas veces se queda corto. Pero la alimentación es una de las claves para ese cambio, la alimentación lo cambia todo. Nuestra relación con la comida determina nuestra relación con nuestra vida, nuestra escala de valores y nuestro compromiso y respeto con nosotros mismos.

Este post no es una lista de alimentos para gozar de buena salud intestinal porque tal lista no existe. Es una combinación de buenas prácticas, ejercicio diario, contacto con la naturaleza y respeto a nosotros mismos lo que, al final, hará que gocemos de una buena salud intestinal. Y la salud, le pese a quien le pese, comienza ahí, en el estómago y los intestinos, que son nuestra principal ventana al mundo exterior. Por eso es necesario contar con una microbiota equilibrada, feliz y bien alimentada, para tener un sistema digestivo fuerte y, por lo tanto, ser inmunológicamente competentes.Pero, ¿por dónde empiezo?

1.Come alimentos, no comas productos.

Si hay algún secreto clave para comenzar a sanar es este. Un simple paso que ya mejorará de forma drástica tu salud. Evita cualquier producto procesado (y sí, el pan de molde es un procesado, pero las barras de pan de mala calidad también, y la salsa de tomate, las galletas, los cereales, los embutidos, la bollería industrial, las sopas de sobre, los noodles con sabores, las galletitas saladas, la Nutella y sus amigos y todo aquello que lleve en su etiqueta más de 2, a lo sumo 3 ingredientes).

¿Cuáles son los alimentos de verdad? La fruta, la verdura, las hortalizas, las setas, las legumbres, los cereales integrales, los huevos (mejor de gallinas felices) y, en caso de consumirla, la carne y el pescado, de la mejor calidad. Consume ecológico en la medida de lo posible. Y todo bien condimentado con especias variadas, porque darán gusto a nuestros platos y muchas tienen propiedades de las que podemos beneficiarnos.

  1. Da de comer a tu flora intestinal.

¿El qué? Fibras fermentables. Un tipo de fibras que alimentan los microorganismos que viven en nuestro sistema digestivo. Hay tres tipos de fibra

 que son especialmente buenas para esas bacterias: las pectinas (las encontramos en la zanahoria, la manzana y el plátano cocido, entre otros), el almidón resistente (lo encontramos en el plátano verde, la patata cocida y enfriada, el kuzu y el arroz cocido y enfriado, entre otros) y los mucílagos (los encontramos en el pudding de chía, en las semillas de lino o el agar agar). Los polifenoles también modulan nuestra microbiota (los encontramos, entre otros alimentos, en los arándanos, el té verde, el cacao puro o la manzana).

En este punto quiero agradecer a Lucía Redondo y Jesús Sanchís por el tan increíble ‘Seminario de Salud Intestinal’ que impartieron en Madrid el pasado fin de semana y que es claridad en medio de tanta información incorrecta o tergiversada. Gracias.

  1. Endulza con miel cruda.

Aunque este es un blog de recetas veganas, no quería dejar fuera de este listado la miel, ya que es mucho más que un mero endulzante. Debe estar sin adulterar y sin filtrar para que podamos beneficiarnos de sus efectos sobre nuestra microbiota.

  1. Incorpora los fermentados a tu vida.

Elabora tu propio chucrut o pickles, comienza tus comidas con un caldo digestivo con miso, toma kéfir de agua o té kombucha, lo que prefieras, pero que formen parte de tu día a día.

  1. Haz ejercicio a diario.

Mueve tu cuerpo y tus intestinos, suda, estamos diseñados para el movimiento.

  1. Mantente en contacto con la naturaleza y evita la super higiene.

Haz caminatas, báñate en lagos y ríos, respira aire fresco y no te duches mil veces al día frotándote como si no hubiera un mañana con jabón. Vivimos en el mundo, no nos conviene acostumbrar a nuestro organismo a vivir en una burbuja hiper pulcras.

  1. Evita el estrés

Toma medidas activas para sacar el estrés de tu vida. Práctica actividades que te relajen, comienza a meditar, camina por la naturaleza, practica yoga y si lo necesitas, pide ayuda a un terapeuta o psicólogo.

 Nuestras emociones están estrechamente relacionadas con nuestro sistema digestivo, así que cuidar nuestras emociones es cuidar nuestra flora intestinal y viceversa.

  1. Adiós pastillas

Y el último y más importante punto. No es normal que te duela la cabeza todos los días, o la espalda o lo que sea. Y no se soluciona con una pastilla. El ibuprofeno, el paracetamol, el enantyum, el almax o el omeprazol son solo parches momentáneos que destruyen nuestra microbiota. Si necesitamos a diario pastillas de este tipo, tenemos que plantearnos afrontar el foco de nuestro dolor o malestar en vez de seguir medicándonos para no sentir dolor. Tratar la causa y no únicamente los síntomas y comenzar a incorporar remedios naturales para poder dejar de tomar las pastillas que tanto daño hacen a nuestro organismo.

Los antibióticos, por supuesto, son otro de los grandes enemigos de una microbiota sana. Esto no es una recomendación para no tomar antibióticos sino para tomarlos solo cuando es totalmente necesario y siempre acompañados de un buen probiótico.

Este articulo fue realizado gracias a facilisimo.com Si deseas seguir leyendo artículos de tu interés sigue explorando el sitio.

Este sitio web no tiene el propósito de cambiar o sustituir los tratamientos o diagnósticos médico o de cualquier otro profesional médico.

 

 

 

 

 

 

¿Podría una dieta flexible llevarte a una mayor pérdida de grasa?

¿Crees que tienes que sacrificar todos tus alimentos favoritos cuando comienzas una nueva dieta? La verdad es que no. Aprende todo sobre la dieta flexible en este artículo. El simple hecho de comer sano, a menudo puede ayudarte a perder grasa, construir músculos y mantenerte con una buena salud.

El realizar las elecciones correctas de los alimentos es la forma más inteligentes para consumir la menor cantidad de calorías posible. Pero no siempre. Es bastante probable que puedas, con bastante facilidad, todavía consumir un exceso de calorías comiendo alimentos que consideres como “limpios” y “saludables”. Esto es en especial cierto si estás siguiendo el consejo típico de la nutrición del consumo de varias pequeñas comidas cada pocas horas.

Puedes sentirte mejor contigo mismo por tomar la decisión de intercambiar el consumo de tus ricas donas por un batido de frutas saludables, pero puede que no sea esta una opción inteligente si tus objetivos son para perder peso. El hecho de que un alimento sea sano, limpio, nutritivo o cualquier otro término que se le puede adjuntar, no significa que sea bajo en calorías.

Y si todavía estás comiendo demasiadas calorías, lo más probable es que no puedas perder la grasa, y, posiblemente, incluso también es probable que más bien ganes un poco de tejido adiposo independientemente de tus buenas opciones de alimentos.

 Perdida de la grasa

Una Experiencia Del Consumo De Alimentos Limpios.

Por años, fui el niño ejemplo en cuanto al consumo de alimentos limpios. Absolutamente nada de lo que comía o entraba a mi cuerpo era procesado o nada era con azúcar añadida. En serio, ni siquiera podía comer cosas como pan de trigo, ya que esta había sido procesada. Suena agradable ¿eh? Pensaras que habría sido un niño delgado y saludable durante ese tiempo. Pero la verdad es que yo no lo estaba. Más bien estaba lejos de eso.

¿A qué se debía esto? Todo el alimento que consumía que consideraba sano, estaba agregando o sumando hasta más calorías de las que necesitaba mi cuerpo para consumir y así poder perder grasa. Mi dieta característica consistía enteramente en el consumo de fuentes de los carbohidratos tales como la harina de avena, las patatas dulces, el arroz y las frutas, junto con la abundancia de la proteína y de la grasa sana, esto era definitivamente el nutriente denso, pero también era denso en calorías.

Para ayudarte a entender cómo es posible lograr una dieta flexible y de igual forma llevarte a logra una mayor pérdida de grasa, me gustaría darte un ejemplo de lo que es la idea de muchas personas sobre el comer saludable Puedes ver claramente cuántas calorías tiene una “dieta saludable” y de esta manera podrás ir llevando un control sobre la sumatoria de las mismas.

¿Una Dieta A Seguir?

En El Desayuno:

Una taza de avena, plátano, cucharada de mantequilla de maní, cucharada de proteína (esto sumaria 470 calorías)

Snack Nº Uno:

Manzana, puñado de almendras, queso de cabra (esto sumaria 360 calorías)

En El Almuerzo:

Pollo, arroz integral. (Esto sumaria 470 calorías)

Snack Nº Dos:

Barra de proteínas (esto sumaria 380 calorías)

En La Cena:

Hamburguesa de pollo, pan de trigo, batata (esto sumaria 660 calorías)

Snack Tres:

Batido de proteínas, dos cucharadas de mantequilla de cacahuete (esto sumaria 440 calorías)

Las calorías acumuladas en todos los alimentos consumidos en este día, sumarían un total de 2.780 calorías

Es verdad que esta es una dieta la cual puede considerarse dentro de la categoría de saludable ya que podría proporcionar un montón de nutrientes, pero definitivamente no conduciría a la pérdida de peso para la mayoría de las personas. A menos que seas una persona con mucha actividad diaria, 2.780 calorías probablemente sólo te garantizara mantener tu peso en el mejor de los casos y muy probablemente conduciría al aumento de peso para muchas personas que llevan un estilo de vida un poco más sedentario.

No sólo esto, sino que una dieta que puede considerarse como la más limpia, podrían terminar siendo extremadamente insatisfactoria, algo difícil de pegarse, aburrida en el tiempo, y como ya lo mencionamos, también muy costosa de cubrir.

Otro problema con este tipo de dieta es que la mayoría de las personas tendrían que incluir al menos un día de trucos o un truco por semana para mantener la cordura. Ese día de engaño podría ser bastante loco para muchas personas también, y convertirse fácilmente en una borrachera completa después de varios días de privación.

Pensando un poco en la realidad, la dieta que consideras como saludable, solo estará proporcionando demasiadas calorías y adicionalmente la comida trampa o el día con trampa estarían lejos de garantizar un beneficio para el cuerpo.

El Enfoque De La Dieta Debe Ser Flexible.

Por lo tanto, si sólo comer sano no es la respuesta y potencialmente podría incluso conducirte al aumento de peso en lugar de la pérdida, ¿qué se debe hacer? Bueno, sólo existe una forma de garantizar los resultados y eso es mediante el seguimiento de tu consumo de alimentos y el control de cuántas calorías consumes en cada plato. Tu ingesta calórica es siempre el factor más importante para determinar el efecto que tu dieta tiene en tu cuerpo y por lo tanto es la única cosa que debes controlar si deseas perder grasa.

Para perder grasa debes consumir menos calorías de las que necesita tu cuerpo cada día. Y mientras te enfocas en esta perspectiva, ciertamente tu cuerpo pueda requerir un poco de disciplina, no tienes que torturarte y ser tan cerrado, aburrido y penar en una alimentación costosa como mucha gente piensa. Tu alimentación puede ser muy agradable, asequible y sostenible con el enfoque correcto.

Cuando comprendas el principio o el enfoque verdadero, podrás tener una dieta extremadamente saludable, pero también consumiendo alimentos como helados, galletas, donas y cualquier otro alimento que quieras cada día, y serás capaz de obtener una buena nutrición y permanecer a la vez más delgado que nunca antes. Comenzaras a tener el control sobre tu ingesta de calorías.

 

 Enfoque flexible de la dieta

Claro, puedes seguir consumiendo muchos alimentos “saludables”, pero sólo porque en realidad los quieras y los necesites, no porque sienta que es tu única opción. Por supuesto, lo mejor siempre será que consumas la suficiente cantidad de los alimentos más sanos para que puedas obtener todos los nutrientes que necesitas para mantenerte saludable, mantenerte lleno y asegurarte de tener un montón de energía durante todo el día.

 

Pero después de lo ya expuesto, ahora sabes que no hay necesidad de seguir consumiendo más de esos alimentos nutritivos y saludables de una forma exagerada y desequilibrada, ya que hacerlo sin conciencia también te podría inconscientemente añadir más calorías y potencialmente más de lo que necesitas. También debes saber que siempre que consumas la cantidad correcta de calorías en tus días podrás cubrir tus metas, el consumo de algunos nutrientes menos densos como la “comida chatarra”, no hará daño a tu progreso y resultados.

Así que echemos un vistazo a lo que podría parecer una dieta como esta:

En el desayuno:

Egg White Delight y un café negro (Esto sumaria 250 calorías)

Snack Nº Uno:

Yogur griego ligero (Esto sumaria 80 calorías)

En El Almuerzo:

Sándwich de pollo a la parrilla, taza de fruta y una limonada de dieta (Esto sumaria 400 calorías)

Snack Nº Dos:

Una porción de carne de vacuno (Esto sumaria 240 calorías)

En La Cena:

Un trozo pequeño de jamón con corteza fina y una pizza de piña con una soda de dieta (Esto sumaria 860 calorías)

Snack N Tres:

Una taza de helado bajo en grasa (Esto sumaria 240 calorías)

Las calorías acumuladas en todos los alimentos consumidos en este día, sumarían un total de 2.080 calorías

Personaliza tu dieta.

Obviamente este es un ejemplo muy aleatorio. Viendo las dietas saludables  recomendadas comúnmente en el culturismo desde una perspectiva más individual, estas se pueden apreciar como opciones insostenibles.

Todos los detalles de la dieta (las opciones de comida, horario de las comidas, el número de comidas y combinaciones de alimentos) podrían ser ajustados para satisfacer las necesidades y preferencias de cada individuo.

Puedes comer menos calorías en la mañana y ahorrar más de estas para más tarde en el día, comer un enorme desayuno y comer menos más tarde en el día, omitir los bocadillos y añadir calorías a las comidas principales, no comer nada en la mañana y guardar todas la sumatoria de las calorías para más tarde en el día, o incluso puedes comer una dieta de Twinkie con algunos batidos de proteínas y vegetales.

Lo que más importa en realidad es el total de calorías consumidas en el día y el balance energético total. 2.080 calorías totales de una dieta como la anterior podría conducir a la pérdida de grasa sostenible y constante en la mayoría de las personas que están entrenando al menos unos días a la semana.

También sería conveniente incluir algunas verduras en la dieta. Aunque no los mencionamos específicamente, podrían agregarse fácilmente en cualquiera de las comidas con muy pocas calorías adicionales y un montón de nutrientes para mantenerte sano y saciado.

 Efectividad de una dieta

Otro beneficio es que esta dieta requeriría apenas de cualquier planificación y preparación de las comidas. Si no estás viendo los resultados a pesar de comer constantemente sano, tal vez es hora de probar un enfoque diferente y posiblemente mejor. Sólo comer sano puede funcionar para algunos, pero está lejos de ser una garantía.

Para concluir.

El modelo de dieta IIFYM es una de las dietas de moda para perder peso que está haciendo mucha bulla cada vez con más fuerza en los últimos años. La dieta IIFYM  proviene de if it fits your macros, que quiere decir que se ajusta a tus macronutrientes. La idea de esta dieta nació legalmente en los Estados Unidos, y es una marca casi comercial en la cual detrás de ella existe mucha publicidad y marketing.

Esta dieta vendría a consistir en que sabiendo cuáles son los macros que frecuentas o que te gustan, serías capaz de calcular tu gasto calórico diario, añadiendo o quitando las calorías según desees subir o bajar de peso.

Estando al tanto de las calorías que consumes, según la dieta IIFYM, solo debes de calcular la cantidad de macro- nutriente, como proteínas, hidratos de carbono y grasa que tienes que comer. Pensando en esto, al cubrir dichas necesidades se podría comer cualquier tipo de alimento, el que sea, siempre y cuando este se ajuste a los macros.

Este articulo fue realizado gracias a javierchirinos.com. Si deseas seguir leyendo artículos de tu interés sigue explorando el sitio.

Este sitio web no tiene el propósito de cambiar o sustituir los tratamientos o diagnósticos médico o de cualquier otro profesional médico.

 

 

 

 

 

 

Cómo eliminar toxinas y mejorar la salud con agua de pera

La pera es una de las frutas más nutritivas, sabrosas y ligeras, por lo que su consumo es adecuado para cualquier edad. Su bajo en contenido en carbohidratos y sodio, y alto en potasio, la convierten en una opción muy recomendada para personas que sufren diabetes, hipertensión y/o enfermedades cardiovasculares.

Las propiedades de la pera son muy variadas: desde combatir los problemas digestivos hasta prevenir la retención de líquidos o eliminar toxinas del organismo, sin olvidar el gran poder hidratante que le aporta el estar compuesta en más de un 80% de agua.

La forma más común de consumirla es entera o en macedonias de fruta, sin embargo, también la podemos emplear para elaborar deliciosos platos o bebidas naturales. ¿Quieres conocer los beneficios que nos aporta beber agua de pera? No son pocos, y aquí te los mostramos:

7 poderosos beneficios del agua de pera para la salud

Limpia los intestinos y previene el estreñimiento

La pera es rica en fibra dietética, lo que nos ayuda a eliminar las toxinas y desechos que se van acumulando en el intestino, ayudándonos a su vez a mejorar el tránsito y prevenir el estreñimiento.

Reduce el colesterol

La pera es también rica en pectinas, un tipo de fibra soluble que captura el colesterol y lo transporta al intestino, donde es expulsado a través de las heces.

Combate la diabetes

Al tener un índice glucémico muy bajo, es muy recomendada para personas con diabetes tipo 1 y 2. Es además rica en zinc y magnesio, minerales que estimulan la producción de insulina, y epicatequinas, poderoso antioxidante con propiedades hipoglúcemicas.

Combate el apetito y sacia

La fibra no sólo nos ayuda a eliminar toxinas y otras sustancias nocivas, sino que además contribuye a la sensación de saciado, ayudando a evitar picar entre horas.

Ideal para bajar de peso

La pera es muy baja en calorías; está compuesta en su mayor parte por agua, carece de sodio en su composición y es rica en fibra soluble, lo que le confiere un gran poder diurético, desintoxicante y adelgazante. Favorece la micción y nos ayuda a sentirnos saciados antes. Un excelente complemento para las dietas de adelgazamiento.

Combate la retención de líquidos, la artritis y la piedras del riñón

La gran propiedad diurética de esta fruta viene determinada en gran parte por la arbutina, una sustancia que encontramos principalmente en su piel y contribuye a eliminar el exceso de líquido en nuestro cuerpo, algo útil no sólo para quien retiene líquidos, sino también para combatir los dolores de la artritis, la gota y prevenir las piedras en el riñón.

Potente antioxidante natural

Nos protege frente al envejecimiento celular prematuro y la acción nociva de los radicales libres sobre el organismo, reforzando así nuestra salud.

Cómo elaborar el agua de pera

Lava bien un par de peras y viértelas (sin el rabo ni los huesos) en un recipiente sin pelarlas. Añade el jugo de un limón exprimido, una cucharada de stevia o miel de abejas y un par de tazas de agua. Mezcla bien los ingredientes con ayuda de una batidora y tómalo a lo largo del día.

Un remedio muy sencillo y saludable que una vez incluyas en tu dieta no vas a querer eliminar nunca más. Fácil, rápido y muy beneficioso.

Este articulo fue realizado gracias a soluciones-caseras.com Si deseas seguir leyendo artículos de tu interés sigue explorando el sitio.

Este sitio web no tiene el propósito de cambiar o sustituir los tratamientos o diagnósticos médico o de cualquier otro profesional médico.

 

 

 

 

 

 

7 combinaciones de alimentos alcalinos que puedes tomar 7 días por semana

Una dieta a base de alimentos alcalinos nos ayudará a cuidar de nuestro organismo y mejorará nuestra salud general, ya que los patógenos necesitan un ambiente ácido para reproducirse

Todos hemos oído hablar de los grandes beneficios de los alimentos alcalinos.

Sin embargo, es muy posible que más de uno se pregunte lo siguiente: ¿es realmente necesario dar el paso e incluir cada día en nuestra dieta este tipo de propuestas?

Sabemos que, en materia de alimentación, no faltan las modas y los consejos de supuestos gurús que nos prometen salud y bienestar si llevamos a cabo determinadas dietas y puntuales consejos.

En este caso, y en lo que se refiere a los alimentos alcalinos, no hay dudas.

Si queremos disfrutar de un mejor equilibrio interno y de una buena calidad de vida, debemos hacerlo: llevar alimentos alcalinos a nuestra cesta de la compra y en consecuencia,  a nuestros platos, es todo una acierto.

Muchas de las cosas que comemos a diario y de las que disfrutamos, quizá en exceso, son alimentos que tienen un efecto acidificante: azúcares, grasas trans, lácteos, conservantes, edulcorantes, productos químicos, etc.

Por su parte, los alimentos alcalinos se caracterizan por contener una serie de vitaminas y minerales que equilibran nuestro pH.

No inflaman, no contienen excesivas calorías y armonizan muchas de las funciones básicas de nuestros órganos.

Si te preguntas ahora si sería recomendable prescindir por completo de los alimentos con efecto acidificante para consumir solo los alcalinos, la respuesta es “no”.

Se trata, como siempre te comentamos en nuestro espacio, de tener un adecuado equilibrio. En este caso, la proporción es la siguiente: lo ideal es consumir al día no más de un 30% de alimentos acidificantes. El resto deben ser alcalinos.

A continuación, te damos 7 fabulosas propuestas que puedes tomar 7 días por semana.

Combinaciones de alimentos alcalinos

  1. Aguacates y granadas

Una opción sensacional para nuestro desayuno. Las granadas tienen un alto poder desintoxicante, favorecen la salud cardiovascular y son todo un tesoro de vitaminas (A, C) y minerales (magnesio).

Por su parte, algo tan acertado como combinarlas con medio aguacate potenciará aún más el poder alcalinizante de ambos alimentos.

No podemos olvidar que el aguacate es uno de los alimentos alcalinos con más poder. Es rico en grasas monoinsaturadas y tiene como principal beneficio combatir la acidez de nuestro organismo.

¿Te animas con esta combinación?

  1. Arándanos con zanahorias y dátiles

Las zanahorias son medianamente alcalinizantes.

No lo son tanto como los aguacates o los limones, pero conseguimos al instante un remedio alcalinizante fabuloso si las combinamos con cualquier fruta del bosque:

-Moras

-Fresas

-Frambuesas

-Arándanos

-Grosellas

-Bayas del saúco

Anímate a prepararte un rico jugo natural, o bien un bol con esta verdura y estos frutos cortados a trozos pequeños.

No te olvides de incluir unos dátiles, le darán un toque dulce y una carga alcalina aún mayor.

  1. Avena con kiwi

¿Has probado alguna vez las gachas de kiwi con avena? Son fabulosas, un desayuno completo, nutritivo, saciante y, ante todo, alcalino.

Entre los alimentos que van de un nivel de alcalinidad mayor hasta uno menor, estos dos se sitúan entre los más destacables.

El kiwi, por ejemplo, es más rico en vitamina C que una naranja.

La avena, por su parte, es la reina de los cereales, un alimento que cuida de nuestro corazón y de nuestro bienestar y que deberíamos tener presente cada día de la semana.

  1. Berros, algas y espárragos

Esta combinación puede ser un complemento fantástico para una comida o una cena, e ideal para acompañar un poco de salmón o una pechuga a la plancha.

Tanto los berros, como las algas y los espárragos nos van a ayudar a reducir el ácido de nuestro organismo.

Además, nos aportarán una gran cantidad de hierro y calcio, sin olvidar la asparagina , un aminoácido presente en los espárragos que nos permitirá cuidar de nuestro sistema nervioso.

  1. Brócoli con limón y ajo

¿No sabes qué cenar esta noche? Entonces apunta esta receta altamente alcalina: brócoli con ajo y limón.

Estos tres alimentos contribuyen a la alcalinización del organismo, y nos van a ayudar a eliminar esas toxinas que el cuerpo no necesita, facilitando nuestro equilibrio interno y un nivel adecuado de pH.

La combinación del brócoli con los antioxidantes del limón potencian a su vez la digestión y la eliminación de lípidos y grasas.

El ajo, por su parte,contiene alicina, la cual actúa como un buen antibiótico y un excelente antiinflamatorio capaz de reducir, por ejemplo, la retención de líquidos.

Te aseguramos que esta combinación es tan deliciosa como saludable.

  1. Lima, limón, papaya y perejil

Puede que te parezca una propuesta algo llamativa, extraña e incluso atrevida. Sin embargo, estos 4 alimentos combinados entre sí tienen una virtud fabulosa: cuidar de tus riñones, depurarlos y desinflamarlos.

La papaya, por ejemplo, está considerada como el laxante más saludable que existe, muy adecuada además para la la limpieza de colon.

El perejil, por su parte es la planta favorita de nuestros riñones.

La lima y el limón son dos de las frutas más alcalinas que nos ha dado la naturaleza: no dudes en añadirlas a esta propuesta.

  1. Sandía con pepino

Puedes prepararte un bol con trocitos de sandía y pepino, o llevarlos a la licuadora para servirte un jugo refrescante.

Sea como sea, anímate a probar esta receta natural porque son dos alimentos alcalinos ricos en fibra, mucha agua, licopeno, beta-caroteno y vitamina C.

Una bebida ligera que,  una vez la descubras, se hará imprescindible a lo largo de la semana.

Este articulo fue realizado gracias a mejorconsalud.com Si deseas seguir leyendo artículos de tu interés sigue explorando el sitio.