¿Cómo acabar con el dolor de espalda y cuello sin medicamentos?

 

 

El dolor de espalda y cuello es una de las afecciones más comunes entre las poblaciones occidentales. Las estadísticas nos informan que el ritmo de vida acelerado y el sedentarismo son las principales causas de estos problemas. Existen numerosas formas de tratarlo, antes de sucumbir a los antiinflamatorios.

8 de cada 10 personas sufren, han sufrido o sufrirán dolores en el cuello y/ o en algún sector de su espalda. Si bien pueden ser causados por problemas graves como hernias, desviaciones en la columna o enfermedades en los huesos; las principales causas son otras. Los especialistas afirman que la mayoría de las personas lo sufren producto de las tensiones, el estrés, el uso permanente de la tecnología y la mala posición.

Es un mal que afecta tanto a niños como a adultos. Pero algunas características pueden volvernos más propensos a desarrollar este problema:

EDAD: A medida que envejecemos, el dolor se vuelve más común, especialmente después de los 40 años de edad.

ESTADO FÍSICO: Las personas sedentarias son más propensas a padecer esta condición, que aquellas que se entrenan con frecuencia.

SOBREPESO: El sobrepeso puede ocasionar que la espalda se sobre exija o que la columna tome una mala posición debido a cambios en el eje de equilibrio.

HERENCIA: Las personas con un historial genético de familiares que sufren dolor de espalda y cuello tienen más posibilidades de sufrirlo.

FUMAR: El tabaquismo no permite la correcta nutrición del cuerpo, los huesos y músculos se debilitan. La tos constante también puede afectar a la posición de la columna.

 

ACTIVIDAD FÍSICA DE ALTO RENDIMIENTO: Las personas que mantienen una rigurosa rutina de entrenamiento pueden sufrir una lesión que les provoque dolor.

¿Cómo combatir el dolor de espalda y cuello sin medicamentos?
  • Aumenta el consumo de vitamina D: La vitamina D ayuda al cuerpo a absorber mejor el calcio. Se puede absorber a través de la exposición solar, con sólo 5 minutos diarios. Además, el déficit de vitamina D se relaciona directamente a la pérdida de tonicidad y fuerza muscular.
  • Descansa bien: Para relajar el cuerpo y combatir el estrés.
  • Haz ejercicios físicos para mejorar tu estado y combatir el sobrepeso.
  • Lleva una dieta equilibrada.
  • Usa compresas frías para combatir la inflamación, luego caliente para aminorar el dolor. Altérnalas varias veces durante el día.
  • Abandona el cigarrillo: Fumar perjudica a todo tu organismo en general, no sólo a tus huesos.
  • Controla tu peso, regularmente.
  • Cuida tu postura al utilizar aparatos tecnológicos: El móvil debe permanecer siempre frente a tus ojos para que tu cuello permanezca recto. Al utilizar computadoras, ya sea de escritorio o portátiles, tu espalda debe estar derecha, antebrazos apoyados, pies bien plantados sobre el suelo, las rodillas deberán formar un ángulo recto y la pantalla frente a tu rostro, en línea recta.
  • Realiza ejercicios de respiración: Además de combatir el estrés y liberar tensiones, muchos ejercicios de respiración ayudan a alinear la columna, en especial la zona lumbar.
  • Haz yoga: Te ayudará a relajar, a mantener las articulaciones lubricadas, mejorará el equilibrio y la elasticidad corporal. Otra opción es el Pilates que trabaja con el mismo peso del cuerpo y mejora la tonicidad, ideal para acabar con el dolor de espalda y cuello.
  • Usa almohadas térmicas o de espuma viscoelástica (las denominadas almohadas inteligentes).
  • Durante el día, practica ejercicios de estiramiento, varias veces.

Este artículo fue realizado gracias medicinacasera.com Si deseas seguir leyendo artículos de tu interés sigue explorando el sitio.

Loading...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *