Cómo calcular el ciclo menstrual

Para la mayoría de las mujeres, el ciclo menstrual promedio es cada 28 días, pero también pueden ser de 24 a 35 días y se siguen considerando como normales. Aprender a calcular tu ciclo menstrual será de gran ayuda ya que te permitirá tener un mayor control de tu vida. La mujer promedio experimentará unos 480 períodos en su vida.

Cómo calcular el ciclo menstrual. Aprender a calcular tu ciclo menstrual es mucho más fácil de lo que podrías imaginar, pero para ello necesitas un poco de tiempo. Para estar segura del ciclo menstrual que tienes deberás monitorearlo durante varios meses. Esto te permitirá hacer predicciones sobre tu período menstrual con mayor exactitud.

Cómo comenzar.
  • Cuando empiece tu período menstrual, anota la fecha.
  • Mantén un registro de cuántos días dura tu período menstrual.
  • Cuando empiece tu período menstrual el próximo mes, anota esa fecha.
  • Cuenta los días entre las fechas de inicio de ambos períodos menstruales.
  • Ahora cuenta desde el primer día de tu segundo período menstrual hasta el número de días que deben pasar para ver tu próximo período menstrual y esa será la fecha.

También puedes realizar un seguimiento de cualquier síntoma que puedas tener, tales como hinchazón, sensación de irritabilidad, estar más cansada que de costumbre y similares. Estos son signos de síndrome premenstrual o SPM, una condición que muchas mujeres sufren durante el curso de su ciclo menstrual. Los síntomas tienden a empeorar mucho antes de que comience el período menstrual.

¿Qué sucede en cada ciclo menstrual? Saber calcular el ciclo menstrual es importante por muchas razones. Algunas mujeres sólo quieren saber cuándo será el próximo flujo menstrual para estar preparadas, otras porque esperan quedar embarazadas y quieren ser capaces de rastrear el período de ovulación, mientras que un gran número solo quiere aprender a monitorear su ciclo menstrual para asegurarse de que todo está bien.

Un ciclo menstrual es mucho más que un período menstrual. En realidad, hay tres fases muy distintas a lo largo del mes que crean el ciclo completo.

Día 1 a 12: fase folicular. Comienza el día en que tienes el primer sangramiento y continúa hasta el día en que ovulas. Ciertas hormonas recorren el cuerpo y preparan los ovarios para liberar los folículos. Uno de esos folículos crecerá rápidamente y se convertirá en el óvulo que se libera durante la fase ovulatoria. El folículo secreta estrógeno que ayuda a construir el revestimiento del útero.

Día 13 a 15: fase ovulatoria. En esta fase, el óvulo es liberado en la trompa de Falopio. Una vez que se libera, hay un periodo de 24-48 horas durante el cual podría ser fertilizado por el esperma masculino. El moco cervical aumenta durante este tiempo para ayudar a los espermatozoides a nadar hasta el huevo. Si el huevo no es fertilizado, el revestimiento comienza a descomponerse y comienza la fase siguiente.

Día 16 a 28: fase lútea. Durante esta fase, el cuerpo todavía se está preparando para quedar embarazada, liberando las hormonas apropiadas y esperando la fertilización. Cuando no sucede, el cuerpo comienza a romper el revestimiento uterino. Esto da lugar al período menstrual, que en realidad es el cuerpo derramando el revestimiento uterino que fue preparado para el embarazo, pero que nunca se utilizó.

Conocer los síntomas del SPM para saber cuándo empieza tu período menstrual. Los signos del SPM han sido utilizados por las mujeres de todo el mundo durante siglos para calcular el ciclo menstrual. Los signos pueden variar de una mujer a otra, siendo desde muy suaves o inexistentes a intensos y graves, llegando a interferir en la realización de las actividades diaria.

Los síntomas emocionales y mentales del SPM podrían incluir:
  • Tensión, ansiedad, depresión y llanto.
  • Deseos de comer ciertos alimentos o rechazo repentino a la comida.
  • Insomnio o sueño agitado.
  • Irritabilidad, cambios de humor o enojo sin motivo aparente.
  • Distanciarte de tus seres queridos.
  • Es difícil concentrarte o enfocarte.
Los síntomas físicos de SPM pueden incluir:
  • Hinchazón abdominal y aumento de peso temporal.
  • Dolores de cabeza y dolor en las articulaciones o los músculos.
  • Estreñimiento o diarrea.
  • Sentirte cansada todo el tiempo.
  • Sensibilidad y hormigueo en los senos que va de leve a severo.
  • Aumento del acné (si eres propenso a ese problema).
  • Ten en cuenta que los síntomas del SPM por lo general se acumulan en los días cercanos a tu período menstrual.

Esto puede ayudarte a que aprendas a calcular tu ciclo menstrual, pero recuerda que el SPM no siempre es exacto ya que algunas mujeres experimentan ciertos síntomas en un mes y al siguiente ninguno.

¿Qué es la conciencia de la fertilidad?

Una mujer que quiere quedar embarazada puede recurrir al Método de Concientización de la Fertilidad para calcular más a fondo su ciclo menstrual. Esto funciona aprendiendo a monitorear y a medir los cambios de tu cuerpo a lo largo de las fases del ciclo menstrual. Por ejemplo, hacer un mapa de tu ciclo menstrual puede ayudarte a identificar algunos días en los que la ovulación es más probable.

Para que esto funcione, debes ser capaz de rastrear tus períodos menstruales con precisión. Para evitar el embarazo, usa un método anticonceptivo durante el tiempo más fértil o no tengas sexo. Para tratar de quedar embarazada, ten relaciones sexuales a menudo durante las 48 horas de ovulación. El tiempo fértil o los “días inseguros” como los conocen aquellas que no quieren quedar embarazadas, esto abarcará alrededor de un tercio de su ciclo.

Cómo funciona la conciencia de fertilidad. Este es un método muy simple que requiere que una mujer preste mucha atención a su cuerpo. A algunas mujeres tal vez no les guste porque significa menos espontaneidad, especialmente para aquellas que quieren evitar el embarazo. Pero, para las que quieren quedar embarazada, es una gran manera de aumentar sus probabilidades de engendrar un bebé. Ten en cuenta que esto sólo funciona bien si tu ciclo menstrual es muy regular, otra razón más para aprender a calcularlo con la mayor precisión posible.

Este artículo fue realizado gracias a flujovaginal.com. Si deseas seguir leyendo artículos de tu interés sigue explorando el sitio.

Este sitio web no tiene el propósito de cambiar o sustituir los tratamientos o diagnósticos médico o de cualquier otro profesional médico.

Loading...

Autor: Fiorella Roque Mejia

Estudiante motivada para dar respuesta a los problemas de salud nutricional y apasionada por el estudio de las ciencias de salud, nutrición y la alimentación a la sociedad. Actualmente adoro la nutrición complementaria, el estilo de vida saludable y la fitoterapia. Soy amante del cine, el café y de diferentes tipos de infusiones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *