Cómo desinflamar las amígdalas o anginas de forma natural

Las amígdalas o también llamadas anginas, son ganglios linfáticos que se encuentran en la parte posterior de la boca y la garganta superior. Estos órganos tienen, entre otras, la función de ayudar a eliminar las bacterias y otros microorganismos para prevenir infecciones en el cuerpo. Una infección viral o bacteriana en esta zona puede causar lo que se conoce como amigdalitis.

En este artículo de medicinanatural-alternativa.com te vamos a dar algunos consejos fáciles, rápidos y naturales para aprender cómo desinflamar las amígdalas naturalmente.

Los 10 mejores remedios caseros para desinflamar las amígdalas

Muchas veces cuando tenemos las anginas hinchadas o inflamadas levemente, tendemos a tomar pastillas que normalmente están llenas de químicos que a largo plazo pueden producir daño al cuerpo. Logícamente si el caso es muy avanzado, más doloroso de lo normal y persiste por más de 5 días, debes recurrir a los analgésicos y antibióticos medicados. Si ese no es tu caso, a continuación te mostraremos que con unos simples remedios naturales es posible reducir el dolor y la inflamación de esa zona.

Haz gárgaras con con té de caléndula y miel:

Un tratamiento natural y muy eficaz para combatir la amigdalitis bacteriana, es hacer una infusión de caléndula con miel. La Caléndula tiene la capacidad de reducir la irritación y el dolor garganta, y es un buen remedio natural para curar la inflamación de las amígdalas. Igualmente la miel es uno de los más poderosos antibióticos que existen. Haz gárgaras con esta bebida varias veces al día y notarás como bajarás la inflamación poco a poco.

Ingredientes:

  • Un saquito de té de caléndula u hojas trituradas para hervirlas y colarlas
  • 1 taza de agua
  • Miel

Toma té de tomillo y limón:

  • Otro remedio casero para aumentar sus defensas y eliminar el dolor en toda la zona de la garganta, es hacer una infusión de tomillo.
  • El tomillo tiene muchas propiedades antimicrobianas, es un antiséptico natural, bactericida, expectorante y mucolitico.

Además, cuando le añades limón, es mucho más poderoso, ya que como sabemos esta fruta cítrica es muy llena de vitamina C y antioxidantes (perfecta para ayudar al cuerpo a eliminar la infección)

Toma este líquido caliente tres veces al día.

Ingredientes:

  • Un saquito de té de tomillo
  • 1 taza de agua
  • Miel
  • 1/2 limón

Prueba con una toalla húmeda y tibia

De esto ya hablamos en el artículo de remedios caseros para desinflamar la garganta. Es un consejo muy práctico y eficaz para reducir la inflamación de la garganta y por ende las amigdalas. Lo único que tienes que hacer es darle calor a esa zona calentando una toalla y poniéndola alrededor del cuello durante varios minutos.

Haz gárgaras de agua con sal y bicarbonato

Un truco casero para curar la amigdalitis, es hacer enjuagues bucales con agua, bicarbonato de sodio y sal varias veces al día. Ya hablamos de esto en el artículo sobre beneficios de hacer gárgaras de agua con sal, no solo cuando tienes una infección, sino como hábito diario para evitarlas. La sal ayuda a eliminar los gérmenes atrapados en los ganglios linfáticos y el agua caliente a calmar la garganta y aliviar el dolor. Además, el bicarbonato ayudará a alcalinizar el área afectada.

Jarabe de berro

El berro, es una de las plantas más efectivas para curar las infecciones de la garganta, la tos, la bronquitis, y la resequedad en esa zona. Si no puedes conseguir las hojas de berro, lo más sencillo sería optar por comprarlo en una tienda natural.

Cómo hacerlo:

  • Tritura 20 hojas de berro hasta que desprendan todo el líquido interior.
  • Añade 2 o 3 cucharaditas de agua
  • Cuélalo bien
  • Añádele 2 cucharadas de miel.
  • Toma una cucharada tres veces al día.
  • Para almacenarlo, guárdalo en una botella oscura de vidrio y llévalo a la nevera.

Vinagre de manzana:

El vinagre de manzana tiene propiedades antibacterianas y antisépticas, por lo que es muy eficaz en el tratamiento de las infecciones de las amígdalas o la angina de pecho.

Debes mezclar en un vaso 1/4 parte de agua y el resto vinagre de sidra de manzana. Haz gárgaras con este remedio 2 a 3 veces hasta sentir mejoría.

Come ajo crudo con miel

El ajo es uno de los antibióticos y antibacteriales naturales más potentes que hay. Muchas veces consumimos el ajo cocinado en la cocina pensando que así vamos a obtener sus propiedades, pero realmente para que el ajo sea efectivo como agente curativo y antibiótico general, necesita consumirse crudo.

Come 1 diente de ajo bien triturado con un poco de miel todas las mañanas y reducirás mucho las chances de contraer una infección bacteriana como la amigdalitis.

Toma jugos o come frutas con vitamina C

Los alimentos con alto contenido de vitamina C, sobretodo las frutas, son excelentes para los momentos en los que se está pasando por una infección viral cualquiera que provoca la inflamación de las amígdalas. Busca sobretodo consumir Kiwi, limonadas, fresas, mandarina, piña. tomates, naranjas y guayabas.

Otros consejos que pueden ayudar

Bebe mucho líquido, preferiblemente agua tibia para calmar la garganta y aliviar la inflamación de las amígdalas. El consumo de agua tibia, además te ayudará a eliminar el moco que comúnmente tiende a aumentar la infección..

Trata de descansar lo más posible la garganta. Habla menos y consume alimentos adecuados: Por ejemplo, debes evitar el consumo de alimentos demasiado fríos, picantes, y difíciles de tragar.

Humidifica el aire, de esa forma puedes evitar la irritación más severa de la garganta.

Cómo prevenir la inflamación de las amígdalas:

  • Algunas medidas que puedes tomar para ayudar a prevenir el desarrollo de la amigdalitis, son:
  • Lávate las manos con frecuencia. Tener las manos sucias es una de las principales puertas de entrada a muchos virus y bacterias.
  • Evita compartir artículos de uso personal, tales como cubiertos y cepillos de dientes.
  • Evita tener contacto directo con personas que estén estornudando, tosiendo o con gripe.

 

Cuáles son los síntomas típicos de la amigdalitis

Los síntomas más frecuentes cuando tienes las amígdalas o anginas inflamadas son:

  • Manchas blancas o amarillentas en las amígdalas que se pueden observar al abrir grande la boca.
  • Dolor de garganta con dificultad para tragar y pasar cualquier alimento.
  • Fiebre.
  • Dolor en los ganglios linfáticos del cuello.
  • Ronquera y resequedad.
  • Mal aliento (acompañado de los demás síntomas).
  • Dolor de cabeza.
  • Rigidez en el cuello e incapacidad para mover la cabeza hacia abajo.
Cuál es la causa de la inflamación de las anginas

La amigdalitis generalmente puede ser causada por virus o por infecciones bacterianas de transmisión.

Las bacterias más comunes entre las causas de la amigdalitis es Streptococcus pyogenes, también conocido como estreptococo del grupo A, también responsable de otras condiciones, tales como faringitis. Otras bacterias también pueden estar implicados en el desarrollo de la enfermedad.

Otros recursos sobre la amigdalitis:

La amigdalitis puede conducir a complicaciones más graves, así que debes considerar que es algo para tener cuidado.

Dificultad para respirar, que puede ser causada por la obstrucción de las vías respiratorias debido a la inflamación de las amígdalas (cuando ya es demasiado grave y recurrente, debes acudir a un médico porque posiblemente deban extirparlas para no ocasionar más problemas)

La deshidratación causada por la dificultad para pasar los alimentos o líquidos por la garganta.

Faringitis bacteriana (esto no podrá ser tratado con simples remedios caseros: debes acudir a un médico para obtener un tratamiento adecuado.

Este articulo fue realizado gracias a mejorconsalud.com. Si deseas seguir leyendo artículos de tu interés sigue explorando el sitio.

Este sitio web no tiene el propósito de cambiar o sustituir los tratamientos o diagnósticos médico o de cualquier otro profesional médico

Loading...

Autor: Fiorella Roque Mejia

Estudiante motivada para dar respuesta a los problemas de salud nutricional y apasionada por el estudio de las ciencias de salud, nutrición y la alimentación a la sociedad. Actualmente adoro la nutrición complementaria, el estilo de vida saludable y la fitoterapia. Soy amante del cine, el café y de diferentes tipos de infusiones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *