DIETA ALCALINA , ANTI -CÁNCER

En las culturas de occidente la alimentación tiene un denominador más o menos común a todas: favorece la inflamación e incrementa el pH intracelular, una combinación que se conoce en términos técnicos como acidosis, la cual crea un ambiente propicio para el desarrollo del cáncer.

Frente a esta se encuentra la dieta alcalina, la cual genera las condiciones opuestas. Sus componentes son hojas y vegetales verdes cultivados orgánicamente, especias, raíces, cebolla, ajo, puerro, brócoli, coliflor, coles, habichuelas, lentejas, nueces y semillas, además de porciones moderadas (una taza por día) de granos libres de gluten como el arroz. En cuanto a carnes, se incluye el pescado, el pollo y la carne roja magra, siempre y cuando los animales hayan sido criados también orgánicamente (o se encuentren libres de químicos tóxicos, en el caso del pescado). Dos o tres piezas de fruta fresca por día completan la dieta. Por último, se recomienda que tanto vegetales como frutas se consuman preferentemente crudos.

  1. Evita el azúcar

Las células cancerígenas utilizan mucha más glucosa para cumplir sus funciones que las células sanas; por otro lado, la metabolización del azúcar genera ácido, lo cual favorece la progresión del cáncer. Estos dos motivos bastan para reducir la ingesta de azúcar en la vida diaria. Si te encuentras en algún tratamiento contra el cáncer, procura evitar incluso los endulzantes naturales como la miel de abeja o de agave.

  1. Evita el gluten

El gluten provoca inflamación y la inflamación a su vez favorece la progresión del cáncer. Es preferible evitar cereales ricos en gluten como el trigo o el centeno e incluso algunos granos enteros. Recuerda que la mayoría de las pastas, cereales, pan, pasteles y galletas tienen harinas ricas en gluten entre sus ingredientes. Y si bien existen algunos de estos alimentos que se comercializan como “libres de gluten”, estos casi siempre incluyen azúcares y aceites procesados que rompen con la intención de llevar una dieta alcalina. En este sentido, una de las mejores alternativas es recurrir a cereales naturalmente exentos de esta proteína como el arroz, la quinoa o el amaranto.

  1. Evita los lácteos

De acuerdo con  T. Colin Campbell, investigador de la Universidad de Cornell, los lácteos se encuentran entre los alimentos que favorecen  el desarrollo del cáncer. Su efecto en el cuerpo con relación a esta enfermedad es similar al del azúcar, por lo que sea como medida preventiva o para quienes ya se encuentran combatiéndola, lo preferible es reducir su consumo.

  1. Utiliza aceite de oliva, coco o aguacate para cocinar

Los aceites de oliva, coco y aguacate que se obtienen en frío son naturalmente antiinflamatorios, todavía más benéficos cuando su origen es orgánico. En particular el aceite de coco tiene efectos antibacteriales y fungicidas, con los cual incide positivamente en el sistema inmune que en ocasiones se ve afectado por los tratamientos contra el cáncer. Se recomienda evitar otros aceites como los de maíz, soja, canola, cártamo y girasol, sobre todo porque la mayoría de ellos provienen de plantas genéticamente modificadas y procesos altamente industrializados.

  1. Cuida lo que bebes

En correspondencia con lo recomendado anteriormente, hay bebidas que es preferible evitar para quien se encuentre luchando contra el cáncer. De entrada el alcohol, también zumos procesados (por su alto contenido de azúcar), el café se debe disminuir y, a cambio, aumentar el consumo de agua, zumos naturales (especialmente de vegetales), té verde preparado ligeramente y té de jengibre. Los jugos de limón orgánico, de zanahoria y de zanahoria con remolacha, además de saludables, son parte importante de una dieta alcalina.

  1. Elimina las comidas procesadas

Un menú de la dieta ácido-alcalina se basa en que las comidas procesadas tienen un efecto ácido negativo en el cuerpo que deteriora la masa muscular. Cuando planees el menú de esta dieta, deja las comidas que contengan harinas blancas o azúcar, cafeína o colorantes y conservantes artificiales. Limita las proteínas y los almidones animales. Cuando cocines o condimentes las comidas, utiliza manteca real o aceite de oliva extra virgen antes que margarina u otros aerosoles bajos en grasas que contengan químicos.

Ingredientes alcalinos

Planea la mayoría de tus menús sobre comidas alcalinas, que son a base vegetal y son consideradas como fortalecedoras del cuerpo y reductores de los efectos de comer muchas comidas ácidas. Haz que tus comidas consistan principalmente en verduras al vapor y salteados.

Los vegetales considerados altamente alcalinos pueden ser brócoli, hojas, zanahorias, tomates, pepino y berenjena. Reemplaza los almidones en tu dieta con vegetales de raíz alcalinos, como los nabos o boniatos. Cocina la cebolla o el ajo ligeramente en aceite para dar sabor a los platos sin comprometer sus efectos alcalinos. Aunque las verduras alcalinas son el núcleo de las comidas de la dieta, las frutas alcalinas se deben agregar al menú como aperitivos o postres. Las frutas altamente alcalinas incluyen cítricos, peras, manzanas, melones y bayas. Evita las ciruelas, los arándanos y las pasas, ya que se consideran alimentos ácidos. La mayoría de las proteínas en bocadillos o aperitivos deben ser alcalinos basados frutos secos y semillas. Incluye porciones de almendras, castañas, semillas de girasol, semillas de lino y semillas de calabaza con las comidas o como bocadillos.

Suplementos con comidas ácidas

Añade cantidades pequeñas de comidas ácidas sanas. Recuerda que la comida ácida solo debe representar el 25% de la comida. Los ejemplos de comidas ácidas saludables incluyen porciones de 115 gr de proteínas magras, como pescado y pollo. Una opción vegetariana pueden ser las legumbres como lentejas,  soja o habichuelas negras. Pequeñas porciones de granos enteros como avena, arroz de grano entero y pasta, cebada y quinoa también se pueden añadir a las comidas.

El agua mineral, el té (sobre todo verde, diente de león y hierbas) y los zumos de frutas frescas o vegetales se pueden añadir a un menú de dieta ácido-alcalino. Limita las bebidas gaseosas, el café, el licor, la cerveza y el vino tanto como sea posible.

Ideas de comidas

Incorpora vegetales alcalinos en los platos del desayuno salteando verduras en aceite y sírvelos con un huevo revuelto. Las sopas son una manera fácil de combinar fácilmente verduras alcalinas con una pequeña cantidad de granos enteros y proteína. Sólo cocina una ración de lentejas  con verduras en un caldo de verduras. Una manera fácil de planificar las comidas con la proporción correcta es llenar tu plato las tres cuartas partes de verduras, a continuación, añade proteínas magras y granos enteros hasta que el plato esté completamente lleno.

Ejemplos de menús de una buena combinación de alimentos:

Combinar adecuadamente los alimentos es la clave para su mejor aprovechamiento en el cuerpo. Está comprobado que poner atención y combinar adecuadamente los alimentos cada vez que comemos favorece la digestión, la asimilación y el proceso de eliminación, incluso ayuda a combatir enfermedades como la obesidad y todas sus consecuencias, así como problemas del hígado, toxemia intestinal y además previene y combate el vientre inflamado, los gases, los empachos, la indigestión , los dolores de estómago, etc.

Por ejemplo: la combinación de proteínas y carbohidratos es químicamente incompatible. Cuando comes carbohidratos (patatas, panes integrales, pastas, etc.) tu estómago segrega jugos gástricos alcalinos para digerirlos. Por otro lado, cuando comes proteínas (alubias, algas, lácteos, hongos, etc.), tu estómago segrega jugos gástricos alcalinos.  Cuando en el estómago se mezclan estos dos tipos de ácidos, se impiden y obstaculizan su función mutuamente, y la digestión se desequilibra.

3 ejemplos de menús completos de cocina consciente y una receta en cada uno de ellos para que puedas darte una idea de cómo comer aprovechando al máximo cada comida.

MENU  1

  • Primer alimento (entre las 6 y 8 de la mañana): tomar alguna fruta cítrica al gusto y semillas, con un zumo de arándano.
  • Segundo alimento (desayuno: entre las 10:30 y 11:30): jugo de alfalfa o sábila, pan integral, tofu.
  • Tercer alimento (comida: entre 12:30pm y 1:30pm): sopa de miso con ensalada de vegetales frescos variados aderezada con aceite de oliva extra virgen o con aderezo de albahaca.
  • Cuarto alimento (cena: entre las 5:00 pm y 6:00 pm): ensalada de verduras al vapor, aderezadas con aderezo de hinojo y eneldo.
  • Quinto alimento (entre las 7:00 pm y 8:00 pm): zumo o ensalada de manzana fresca)

SOPA DE MISO*:

Ingredientes (4 porciones):

  • 4 vasos de agua caliente
  • 80 g de miso (pasta de soja)
  • 200 g de tofu (cuajada de soja)
  • 5g de wakame (alga seca)
  • Un poco de puerro picado si se desea

Preparación

  1. Poner en una cacerola el agua caliente . Acercar al fuego y cuando comience a hervir a borbotones, añadir el wakame y el tofu. Antes de apagar fuego, añadir el miso y servir en cuatro cuencos. Finalmente, añadir un poco de puerro picado. La sopa también tiene la virtud de tener larga duración, por lo que una vez comprada o preparada puede ser conservada en la nevera bastante tiempo. Una delicia y muy nutritiva!

MENU No. 2

  • Primer alimento (entre las 6 y 8 de la mañana): tomar medio vaso de agua tibia con el jugo de uno o dos limones exprimidos. Nada más.
  • Segundo alimento (desayuno: entre las 10:30 y 11:30): jugo de papaya con una cucharada de nueces, 2 de avena y una chiquita de sésamo, endulzado con melaza de arroz (o algún cereal) o miel de abeja. Hay que licuar esto con alguna leche vegetal como de almendras.
  • Tercer alimento (comida: entre 12:30pm y 13:30pm): sopa de verduras con ensalada de germinados aderezada con aderezo de yogurt (proteína)casero.
  • Cuarto alimento (cena: entre las 5:00 pm y 6:00 pm): ensalada de coditos integrales con verduras* (coliflor y zanahoria al vapor. Estas verduras son carbohidratos. Ver detalle de elaboración). Un vaso de jugo de zanahoria con apio.
  • Quinto alimento (entre las 7:00 pm y 8:00 pm): plato de frutas: melocotón con pera y manzana, endulzadas con miel de abeja o melaza.
Ensalada de coditos integrales y vegetales.

Esta ensalada es excelente para época de calor.

Ingredientes

  • 4 tallos de apio lavados y desinfectados cortados en cubitos.
  • Un pimiento morrón en cuadritos
  • Un pimiento verde en cuadritos
  • Una cebolla morada cortada muy finamente (o cebollino en rodajitas)
  • Zanahorias cocidas al vapor y cortadas en cubitos.
  • Una taza de coliflor o brócoli cocido al vapor, que no quede aguada la verdura.
  • Aderezo de albahaca
  • Un paquete de coditos integrales
  • 4 hojas de laurel
  • Sal de mar al gusto
  • Una cucharada de aceite de oliva extra virgen

Procedimiento

  1. Poner a hervir con bastante agua y sal de mar, laurel (suficiente hasta que se cubra toda la pasta)
  2. Cuando hierva, añadir los coditos y el aceite. Cocinarlos hasta que queden al dente. Enjuagar con agua fría y escurrir.
  3. Picar todos los vegetales en cuadritos muy pequeños.
  4. Mezclar en un recipiente y aderezar con la albahaca. Servir frio.

MENU No. 3

  • Primer alimento (entre las 6 y 8 de la mañana): tomar un vaso de zumo de bayas de goji, de piña o de guayaba.
  • Segundo alimento (desayuno: entre las 10:30 y 11:30): plato de frutas: platano con papaya y pera (o elegir 3 frutas dulces, no más de tres). Agregar muesli natural (o semillas de calabaza, cacahuetes, almendras picadas, etc.) y miel de abeja.
  • Tercer alimento (comida: entre 12:30pm y 13:30pm): caldo de algas marinas o sopa oriental.
  • Cuarto alimento (cena: entre las 5:00 pm y 6:00 pm): arroz integral con Chow-mein (guisado oriental con verduras) o pizza vegetariana.
  • Quinto alimento (entre las 7:00 pm y 8:00 pm): pastelón de plátano macho*(ver detalle de elaboración).
Pastel de plátano (banana dulce para postre)

Ingredientes

  • 1 ½ kilos de plátano macho bien maduro
  • ¾ de taza de cebolla
  • 1 cucharada de aceite de oliva extra virgen
  • 1 cucharadita de estragón
  • Sal de mar al gusto
  • Una cucharadita de ajo picado.

Procedimiento

  1. Poner los plátanos al vapor, cortados en trozos y con cáscara. Una vez que se ablanden, retirar la cáscara y hacer puré la fruta.
  2. Macerar el aceite, el ajo, la sal de mar, el estragón y la cebolla . Revolver y dejar reposar 5 minutos.
  3. Encender el fuego sin subir la llama (llama lenta o suave) y sofreír la mezcla macerada por 2 minutos, revolviendo, sin que se frían los ingredientes.
  4. Incorporar el puré de plátano revolver muy bien con la mezcla y deje reposar tapado.
  5. Servir en una copa y comer con galletas integrales o pan de pita.

Ahora tu puedes empezar a elaborar tus propios menús, lo mejor es preparar menús semanales y comprar todo el fin de semana, esto te ahorarrá tiempo y dinero.

LOS ALIMENTOS ANTICÁNCER:

La  cebolla le hace llorar al cáncer

El ajo, el «curalotodo»                                                                                     Las crucíferas repelen el cáncer

Las algas, la quimioterapia del mar

Las setas invitan a nuestro cuerpo a eliminar el cáncer

El tomate pone rojo al cáncer. Pon salsa sobre el cáncer

Los granos   de los cereales integrales mantienen alejado al el cáncer

Las legumbres, base de la dieta mediterránea, son útiles frente al cáncer

Las semillas de lino tejen una red contra el cáncer

Las semillas de sésamo ahuyentan el cáncer

El aceite de oliva y las aceitunas, dos productos de la dieta mediterránea que hacen frente al cáncer

La cúrcuma, el oro en polvo que combate el cáncer

El jengibre, la raíz que acaba con el cáncer

Las hierbas aromáticas: su olor mantiene alejado al cáncer

El calostro, el alimento perfecto que mata a las células cancerosas

Los probióticos,  bacterias muy beneficiosas para alejar al cáncer

Té verde,  una infusión que planta cara al cáncer

Vino tinto, uva negra y resveratrol contra el  cáncer

La chirimoya,  una fruta verde contra el cáncer

La granada y sus rojas semillas combaten el cáncer

Los cítricos le agrian la vida al cáncer

La manzana roja no sólo envenena a Blancanieves, también al cáncer

Los frutos rojos le sacan los colores al cáncer

Ciruelas, melocotones y nectarinas. Los huesos grandes golpean al cáncer

El cacao puro y el chocolate negro le amargan la vida al cáncer

Los germinados, brotes llenos de vida.

fuente: ortomolecularforce.blogspot.pe

Loading...

Autor: Fiorella Roque Mejia

Estudiante motivada para dar respuesta a los problemas de salud nutricional y apasionada por el estudio de las ciencias de salud, nutrición y la alimentación a la sociedad. Actualmente adoro la nutrición complementaria, el estilo de vida saludable y la fitoterapia. Soy amante del cine, el café y de diferentes tipos de infusiones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *