El Consumo de Soda Aumenta Significativamente su Riesgo de Artritis y Gota

 

La artritis reumatoide (AR) es una enfermedad autoinmune crónica que afecta a aproximadamente uno por ciento de la población mundial. A diferencia de la enfermedad articular degenerativa “osteoartritis” (OA) que es mucho más común, puede provocar deformidades articulares incapacitantes y dolorosas, y en algunos casos podría ser fatal.

La mayoría de los afectados, son mujeres, y desafortunadamente, la prevalencia de esta devastadora enfermedad en las mujeres parece estar en aumento. Al menos dos millones de personas padecen artritis reumatoide definitiva o clásica. La mayoría de los pacientes con artritis reumatoide tienen una discapacidad progresiva, y los Estados Unidos estima que el costo anual de esta enfermedad se dé más de $ 1 billón.

La gota, un tipo de artritis dolorosa que normalmente afecta la base del dedo gordo del pie, también está en aumento. Alrededor del 90 % de los afectados son hombres, por lo general entre los 40 o más años.

Tanto la AR y la gota son causadas por la inflamación. El dolor insoportable relacionado con la gota también es causado por los niveles elevados de ácido úrico. Pero, tanto la inflamación como los niveles elevados de ácido úrico son efectos secundarios de una alimentación demasiado alta en fructosa procesada y otros azúcares.

El nivel elevado de ácido úrico también está relacionado a otros padecimientos originados por la inflamación, tales como la diabetes, colesterol alto, presión arterial alta, enfermedades renales y enfermedades cardiacas.

El Consumo de Soda Aumenta el Riesgo de Artritis Reumatoide

Un receinte estudio publicado en la revista American Journal of Clinical Nutrition1 también relaciona específicamente a la AR con el consumo de soda, e investigaciones anteriores han relacionado el consumo de sodas y jugos de frutas con un mayor riesgo de gota.

El estudio monitoreó a casi 200 000 mujeres de los dos Estudios de la Salud de las Enfermeras que abarcó casi cuatro décadas. La información sobre el consumo de sodas se obtuvo de un cuestionario de frecuencia de alimentos al inicio del estudio y aproximadamente cada cuatro años después.

Después de ajustar los variables de confusión, los investigadores encontraron que las mujeres que bebían una o más porciones de soda al día, tenían un riesgo 63 % mayor de desarrollar AR, en comparación con aquellos que bebían menos de una porción al mes o nada en lo absoluto. Los autores concluyeron que:

“El consumo regular de sodas endulzadas con azúcar, pero no sodas de dieta, está relacionado con un mayor riesgo de AR seropositiva en las mujeres, independientemente de otros factores alimenticios y de estilo de vida.”

Las Bebidas Azucaradas También Aumentan el Riesgo de Gota

Un análisis anterior publicado en The Journal of the American Medical Association (JAMA)2 mostró que las mujeres que bebían más de dos latas de soda al día tenían el doble de probabilidad de desarrollar gota, en comparación con las mujeres que rara vez bebían soda.

Beber 12 onzas o más de jugo de naranja al día casi tuvo el mismo efecto. Según los autores, el principal culpable es la fructosa. Un estudio similar en hombres publicado en 2008, mostró que los hombres que bebían dos o más bebidas azucaradas al día tenían un riesgo 85 % mayor de gota en comparación con los que bebían menos de una al mes.

El riesgo aumentó significativamente entre los hombres que bebían cinco o seis porciones de bebidas azucaradas a la semana. El jugo de frutas y las frutas ricas en fructosa como las naranjas y las manzanas también aumentan el riesgo.

Es por eso que siempre recomendamos poner la misma atención a la fructosa consumida de los jugos de frutas, incluso de las frutas enteras y no sólo la de las sodas o los alimentos procesados ​​(aunque este último también contiene otras sustancias sintéticas dañinas que no obtiene de las frutas enteras o del jugo fresco de fruta).

Como regla general, le recomiendo limitar su consumo total de fructosa a 25 gramos por día, de todas fuentes. Si es resistente a la insulina, tiene diabetes, presión arterial alta, enfermedades cardiacas u otra enfermedad crónica, sería prudente que limitara su consumo de fructosa a 15 gramos o menos al día, hasta que resuelva sus problemas de salud.

La Fructosa Es el Único Azúcar que Eleva el Ácido Úrico, Pero la Glucosa Incrementa la Absorción de Fructosa

Mi entrevista con el Dr. Richard Johnson dejó muy claro el impacto devastador que la fructosa ejerce en los niveles de ácido úrico. Su investigación se enfoca en cómo la fructosa causa obesidad, diabetes y una serie de otras enfermedades comunes, incluyendo:

  • Gota
  • Presión Arterial Alta
  • Colesterol y Triglicéridos Altos
  • Enfermedad Hepática
  • Enfermedad Cardiaca
  • Enfermedad del hígado Graso

Un componente importante de todas estas enfermedades es el ácido úrico elevado, y la investigación más reciente muestra que la fructosa en realidad es el tipo de azúcar que disparará sus niveles de ácido úrico.

Por ejemplo, la fructosa claramente es diferente a otros azúcares ya que se metaboliza a través de diferentes vías específicas a las de la glucosa. El ácido úrico es, específicamente, un subproducto del metabolismo de la fructosa. De hecho, la fructosa normalmente genera ácido úrico en cuestión de minutos después de consumirse.

Dicho esto, la glucosa acelera la absorción de fructosa, así que cuando mezcla la glucosa y la fructosa, en realidad absorbe más fructosa que si solo consumiera fructosa. De esta forma, la glucosa incluso podría actuar como un “asistente” en el desarrollo de estas enfermedades inflamatorias—En caso que sea combinada con fructosa.

Curiosamente, una vez que el ácido úrico entra en sus células, funciona como un antioxidante y como un pro-oxidante. Si baja demasiado los niveles de ácido úrico, perderá sus beneficios antioxidantes.

Pero si sus niveles de ácido úrico son demasiado altos, también tendera a aumentar significativamente dentro de las células, y una vez allí, funciona como un oxidante, alimentando la inflamación. El Dr. Johnson cree que el rango ideal de ácido úrico es alrededor de 3 a 5.5 mg por dl. Por encima de este rango aumentará el riesgo de desarrollar los problemas anteriormente mencionados.

El Rol de los Microbios Intestinales en la Artritis Reumatoide

Es bastante claro que su alimentación y estilo de vida tienen un gran impacto en su salud, y pueden afectar significativamente sus probabilidades de desarrollar enfermedades crónicas, de todo tipo. La mayoría de las enfermedades crónicas son originadas por la inflamación, y el azúcar y la fructosa procesadas son algunos de los ingredientes alimenticios más inflamatorios que pueda haber.

El azúcar también alimenta a los microorganismos patógenos en el intestino, lo que les permite tomar ventaja. Y una vez que esta desequilibrada la flora intestinal, termina con un efecto dominó de efectos perjudiciales para la salud– uno de ellos es un sistema inmunológico subóptimo e inflamación descontrolada

Curiosamente, actualmente hay tipos específicos de bacterias intestinales que se correlacionan con el desarrollo de la artritis reumatoide. De acuerdo con los Institutos Nacionales de Salud3 (NIH), una bacteria intestinal llamada Prevotella copri parece desempeñar un rol en la enfermedad.

Además de ser mejores que otros microbios conocidos por sus efectos beneficiosos en la salud, la secuenciación del ADN de Prevotella ha revelado que contiene genes que se correlacionan específicamente con la artritis reumatoide.

Tras haber analizado el ADN de muestras de heces de ambas personas saludables y con reumatoides, los investigadores descubrieron que la bacteria estaba presente en el microbioma intestinal del 75 % las personas con artritis reumatoides de nuevo inicio y sin tratar, en comparación con sólo el 21 % de los controles saludables.

Sin embargo, esta no es la primera vez que un microorganismo ha estado vinculado con el desarrollo de la artritis reumatoide. El fallecido Dr. Thomas McPherson de Brown4,5 – un reumatólogo certificado por la junta–escribió el libro The Road Back, que fue publicado en 1988.

El libro destaca un novedoso enfoque de tratamiento para la AR con base en la teoría del Dr. Sabin de que la artritis reumatoide fue causada por un micoplasma–un tipo de hongo acuoso. Mientras que es difícil deshacerse del microplasma, el Dr. Brown descubrió que podía ser controlada utilizando dosis de bajo nivel y a largo plazo del antibiótico tetraciclina.

A pesar de los inconvenientes de tomar antibióticos a largo plazo, su enfoque sigue siendo una alternativa mucho más segura y menos tóxica a los muchos regímenes convencionales del medicamento contra la AR.

Cuidado: Los Medicamentos para la Artritis Son Algunos de los Más Peligrosos en la Medicina

Debido a su gravedad, la artritis reumatoide a menudo es tratada de manera agresiva con algunos de los medicamentos más peligrosos en el mercado. Estos incluyen:

Medicamentos Antiinflamatorios no esteroideos NSAIDs) y analgésicos como Tylenol. El uso excesivo de estos medicamentos puede resultar en daño hepático y/o renal. El acetaminofeno en realidad es la causa principal de insuficiencia hepática aguda en los Estados Unidos

Inhibidores de TNF-alfa, que se venden bajo marcas como Humira, Enbrel y Remicade. Los efectos secundarios de estos medicamentos incluyen la infección y un mayor riesgo de cáncer

Aun así, el control del dolor es un aspecto importante del tratamiento de la AR. Si decide utilizar un medicamento, asegúrese de utilizar el medicamento más seguro y únicamente cuando sea necesario, con el objetivo final de controlar el dolor sin medicamentos. Abordar la causa del problema es un enfoque mucho más eficaz para lograr el alivio duradero. Algunos de los medicamentos más seguros para el dolor son los salicilatos no acemilados, tales como:

  • Salsalate
  • Salicilato de sodio
  • Salicilato de magnesio (es decir Salflex, Disalcid, o Trilasate)

El dolor incapacitante y severo también probablemente puede tratarse con cannabis medicinal, que es legal en muchos estados siempre y cuando tenga receta medica

Nueva investigación Alaba al Jengibre pos sus Propiedades para Aliviar el Dolor y la Inflamación de la AR

También hay opciones libres de medicamentos para aliviar el dolor. En el siguiente resumen de mi protocolo para la Artritis Reumatoide menciono algunos. Uno de ellos es el jengibre, que históricamente ha sido venerado por sus propiedades para aliviar el dolor y anti-inflamatorias.

La reciente investigación confirma los efectos beneficiosos del jengibre para las personas que sufren de AR, y si bien el enfoque de la investigación es identificar qué partes de la planta son eficaces, hay beneficios significativos en el uso de toda la planta. Según los autores:

“Muchos de los componentes fitoquímicos de los rizomas de esta planta tienen beneficios terapéuticos, incluyendo mejoramiento de la AR… Se concluyó que estos fitoquímicos pueden darle luz verde al descubrimiento de nuevos fármacos, que no sólo pueden proporcionar alivio sintomático, pero también pueden proporcionar alivio a la AR, al detener la destrucción ósea inducida por la AR…

Una reciente encuesta indica que las personas que sufren de dolor crónico debido a la AR y las personas insatisfechas con el tratamiento alopático son más propensas a buscar la medicina alternativa, donde el 60-90 % de los pacientes con artritis utilizan CAM.

Por lo tanto, es altamente deseable encontrar una posible alternativa para erradicar los inconvenientes del actual tratamiento alopático.

Desde los tiempos antiguos, los productos naturales de las plantas han desempeñado un papel notable en curar y prevenir diferentes enfermedades. Un estudio realizado por la Organización Mundial de la Salud (WHO por sus siglas en inglés) reportó que alrededor del 80 % de la población mundial depende de la medicina tradicional.

En EE.UU., hoy en día casi 121 medicamentos, de los cuales el 90 de ellos proceden de fuentes naturales particularmente de plantas de una manera directa o indirecta.

Los remedios herbales pueden ser una forma alternativa para aliviar los síntomas en pacientes con AR, así como para abordar los inconvenientes relacionados con los actuales métodos de tratamiento con medicamentos alopáticos.

Entre todas las plantas investigadas… es científicamente palpable de que el Zingiber officinale Roscoe (Zingiberaceae) desempeña un rol fundamental en disminuir el dolor insoportable y la inflamación relacionados con la AR. “[El énfasis es mío]

Eliminar la Soda y los Alimentos Procesados ​​Es un Paso Importante para la Prevención y Tratamiento de Enfermedades

Si tiene artritis, gota, o cualquier otra dolencia crónica provocada por la inflamación (incluyendo la obesidad, la diabetes, enfermedades cardiacas y cáncer, sólo por nombrar unos pocos), enfocarse en su alimentación es un primer paso importante para permitir que su cuerpo se cure naturalmente sin medicamentos peligrosos y costosos. El reemplazar el azúcar o las bebidas artíficamente azucaradas y los alimentos procesados, que están cargados con fructosa y/o sustancias químicas peligrosas, con agua pura y alimentos orgánicos enteros es uno de los primeros pasos más importantes para ayudarle a suprimir la inflamación dolorosa.

Eliminar los granos, especialmente los que contienen gluten, además de los productos lácteos también puede ser otra estrategia útil para reducir la inflamación y el dolor. Recuerde, muchos granos, fructosa, azúcares y otros azucares pueden alimentar a la inflamación, y debe tener mucho cuidado de no echarla más leña al fuego. Los medicamentos por lo general vienen con una larga lista de posibles efectos secundarios, y los medicamentos para AR son algunos de los medicamentos fármacos más peligrosos disponibles.

Éstos pueden causar muchos más problemas de los que resuelven, así que entre más rápida pueda incorporar más tratamientos naturales y reducir su dependencia de los productos farmacéuticos, mejor. Si necesita tomar de vez en cuando un analgésico, esto es mucho menos riesgoso que tomarlo diariamente. Sin embargo, con el tiempo, tendrá AR severa, puede tomar hasta tres años para lograr una completa remisión—se dará cuenta que muy rara vez necesita recurrir a los analgésicos.

Este articulo fue realizado gracias a articulos.mercola.com. Si deseas seguir leyendo artículos de tu interés sigue explorando el sitio.

Este sitio web no tiene el propósito de cambiar o sustituir los tratamientos o diagnósticos médico o de cualquier otro profesional médico

Loading...

Autor: Fiorella Roque Mejia

Estudiante motivada para dar respuesta a los problemas de salud nutricional y apasionada por el estudio de las ciencias de salud, nutrición y la alimentación a la sociedad. Actualmente adoro la nutrición complementaria, el estilo de vida saludable y la fitoterapia. Soy amante del cine, el café y de diferentes tipos de infusiones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *