Eliminar estrés de padres e hijos con la técnica japonesa de felicidad

 

 

Eliminar el estrés parece una misión imposible en los tiempos que corren pues se trata de un mal propio de nuestro siglo, enquistado en cada ser humano. Desde luego, no distingue entre grandes y chicos, menos que menos por sexo ni origen.

Afortunadamente, hace muy poco tiempo se dio a conocer un método para eliminar estrés. Se lo conoce como la técnica japonesa de la felicidad y llegó para revolucionar el mundo de la ciencia. Por supuesto que también hizo mecha en la vida cotidiana de padres e hijos.

Para llevar a cabo esta propuesta, de la cual se asegura que es verdaderamente milagrosa, se necesita un solo elemento: tus manos. Así, una serie de pequeños trucos te ayudarán a ti y a los más pequeños a relajarse. Dile chau a esa molesta sensación que tanto daño produce en la salud.

Eliminar estrés, evitar un mal mayor

¿Qué es lo que nos lleva a sentir tan mal? Probablemente el transcurrir diario de padres e hijos se debata en un explosivo mix de sentimientos y sensaciones tan negativos como oscuros. Cansancio, angustia, ansiedad, nervios y tristeza son solo algunos de ellos.

Desde luego, todos estos estados anímicos, como los físicos, nos llevan por “el mal camino”. Estas emociones son infranqueables pues el trajín diario, el trabajo, las preocupaciones y obligaciones pueden jugarnos en contra. ¿Cuál es el resultado? Un impacto totalmente nocivo en nuestra salud.

Esto mismo puede manifestarse a través de dolores de cabeza frecuentes, dolores estomacales, erupciones cutáneas y demás malestares. Ahora bien, cabe preguntarnos, ¿es posible despojarnos de estos males, somos capaces de eliminar estrés?

Desde luego que sí. Al menos eso es lo que demuestra esta novedosa y sorprendente técnica japonesa capaz de ayudar a padres e hijos. ¿En qué se basa el método? En primera instancia sostiene que la mano tiene cinco dedos, los cuales representan una emoción diferente.

Cada dedo con su emoción correspondiente

El meñique representa la ansiedad, la apatía, la falta de energía. Además, desde el punto de vista físico, se lo relaciona con el corazón, el intestino y los huesos. En tanto, el anular materializa la tristeza y el sentimiento de duda. En paralelo, se lo proyecta en problemas de estómago y afecciones respiratorias de diversa índole.

El dedo corazón encarna la ira, la agresividad y el cansancio. De allí que se lo vincule físicamente con la vesícula y el hígado, así como con dolores menstruales y migrañas. Mientras, el dedo índice simboliza el miedo, lo cual puede reflejar molestias musculares y problemas en vejiga y riñones.

Por último, el pulgar se corresponde con la preocupación y el estrés. Se encuentra ligado a problemas cutáneos, estomacales y jaquecas. Ahora bien, seguramente te estés preguntando para qué te sirve conocer estos detalles, si lo único que pretendes es eliminar estrés.

Pues bien, de acuerdo a este método, cada presión que se ejerza sobre cada uno de los dedos anteriormente mencionados, surte efectos positivos. Es decir, provoca cierto alivio a determinados dolores. Se trata de una técnica originaria de Japón, muy relacionada con el shiatsu o digitopuntura.

Pasos para eliminar estrés con la milenaria técnica japonesa
  • Para empezar, junta ambas manos ejerciendo fuerza, presionando los dedos.
  • Luego, cierra el puño izquierdo y envuélvelo por completo con la mano derecha.
  • Posteriormente, presiona el dedo de aquella dolencia que desees calmar. En caso de padecer las consecuencias del estrés, simplemente oprime el pulgar.
  • Cualquiera sea el dedo sobre el cual debas trabajar, recuerda mantener la presión. Se recomienda hacerlo durante al menos 30 segundos.
  • En contrapartida, deja descansar otros 30 segundos para nuevamente repetir la operación anterior.
  • Existe una variante. La realidad es que también se puede ejercer presión sobre el dedo con la mano abierta. Es decir no necesariamente debes hacer el ejercicio con el puño cerrado. En tal caso, debes abrir la mano izquierda para, con el índice y el pulgar de la mano derecha, presionar ambas falanges del dedo seleccionado. Ello, desde luego, durante un par de minutos.

Lo bueno es que puedes repetir el procedimiento cuantas veces quieras. Además es posible repetir el ejercicio con otro dedo, en caso de querer calmar otra dolencia. ¿Te animarás a probarlo? Recuerda que, según los japoneses, las manos están conectadas en el cerebro con todas las emociones. ¡Anímate a eliminar estrés!

Este articulo fue realizado gracias a eres.mama.com Si deseas seguir leyendo artículos de tu interés sigue explorando el sitio.

Este sitio web no tiene el propósito de cambiar o sustituir los tratamientos o diagnósticos médico o de cualquier otro profesional médico

Loading...

Fiorella Roque Mejia

Estudiante motivada para dar respuesta a los problemas de salud nutricional y apasionada por el estudio de las ciencias de salud, nutrición y la alimentación a la sociedad. Actualmente adoro la nutrición complementaria, el estilo de vida saludable y la fitoterapia. Soy amante del cine, el café y de diferentes tipos de infusiones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *