Entrena tu cerebro mediante 6 técnicas para evitar pérdidas de memoria

 

¿Cómo no perder la memoria?

Consejos para no perder la memoria

Perder la memoria se produce naturalmente y de manera inevitable tras el proceso de envejecimiento, sobre todo en determinados tipos de memoria, como es el caso de la memoria a largo plazo. Por ello, es de suma importancia distinguir entre lo normal y lo anormal cuando de perder la memoria se trata.

Existen muchas personas mayores de edad que se quejan constantemente por los fallos de memoria y sienten frustración al mismo tiempo por no poder recordar ciertas cosas, en general los olvidos no son alarmantes puesto que provienen del envejecimiento y están lejos de ser por demencia o Alzheimer.

El envejecimiento produce muchos cambios fisiológicos que generan fallos en el funcionamiento del cerebro, provocando que se necesite más tiempo del normal para aprender o recordar. Sin embargo, existe una buena noticia y es que el cerebro es totalmente capaz de producir nuevas neuronas a cualquier edad, por lo que la pérdida de memoria significativa no es inevitable durante el envejecimiento, ocurre algo similar a la pérdida de fuerza muscular que se va perdiendo poco a poco cuando no se entrena.

Para mejorar la salud cerebral, debes tener hábitos de salud y actividades diarias con gran impacto, sin importar la edad que poseas, existen diversas habilidades cognitivas para prevenir la pérdida de memoria.

6 hábitos que te evitarán perder la memoria
  1. Haz ejercicio regularmente: realizar ejercicios ayuda al desarrollo de neuronas y disminuye el riesgo de trastornos asociados a la pérdida de memoria, como la diabetes o enfermedades cardiovasculares. Al hacer ejercicio, se te hará más fácil de manejar el estrés y aliviar la ansiedad y depresión para mantener tu cerebro sano.
  2. Ten vida social: quienes se mantienen en contacto con amigos y familiares tienen menos riesgo de padecer de problemas de memoria puesto que las personas solitarias no se relacionan con nadie, cosa que es totalmente errónea pues la interacción social hace que las funciones cerebrales se mantengan activas para los desafíos mentales, aparte de que ayuda a prevenir el estrés y la depresión.
  3. Cuida tu alimentación: consumir alimentos ricos en antioxidantes ayudan a prevenir la oxidación de las células, incluyendo las del cerebro, los alimentos ricos en grasas de omega 3 son especialmente buenos para la memoria y el cerebro. Sin embargo debes consumir de manera controlada los alimentos pues un exceso en calorías incrementa el riesgo de padecer fallos de memoria o deterioro cognitivo, asimismo debes estar atenta a la cantidad de grasas saturadas y trans para que tus niveles de colesterol no se vean alterados.
  4. Controla el estrés: la hormona cortisol es la encargada de producir el estrés, provoca daños cerebrales al pasar el tiempo o problemas de memoria, pero tan solo el estrés puede generarte problemas de ansiedad los cuales harán que sufras lapsos de memoria y por consiguiente, problemas para aprender y concentrarte, tengas la edad que tengas.
  5. Duerme lo suficiente: dormir las horas necesarias es vital para mantener solida tu memoria, así como para la formación y almacenamiento de nuevos recuerdos que deban ser recuperados posteriormente. La falta de sueño disminuye el crecimiento de nuevas neuronas en el hipocampo y genera problemas de memoria, concentración y toma de decisiones, llevándote a la depresión.
  6. No fumes: este hecho aumenta el riesgo de sufrir trastornos cardiovasculares que generen accidentes cerebrovasculares, al punto de forzar las arterias encargadas de suministrar oxígeno al cerebro.

Adicionalmente, cabe destacar que el ejercicio físico asiste a mantener los músculos ágiles, flexibles y fuertes, aunado al ejercicio mental ayudará a mantenerte en buenas condicione, sin embargo existen otras técnicas que te socorrerán para prevenir la pérdida de memoria, como las siguientes:

– Juega juegos de estrategia, como el ajedrez o juegos de cartas.

– Realiza crucigramas, rompecabezas y sudokus

– Haz de la lectura un hábito

– Aprende cosas nuevas, haz cursos que vayan acorde a tu interés

– Toca algún instrumento musical

– Comprométete con algún proyecto que necesite de planificación (cuidar un huerto o un jardín, hacer labores, etc.)

Si aún realizando y poniendo en práctica todas estas técnicas presentas pérdida de memoria de manera recurrente y por diversos periodos de tiempo, acude a un especialista para que estudie y evalúe tu situación.

Este articulo fue realizado gracias a medicinanatural.com. Si deseas seguir leyendo artículos de tu interés sigue explorando el sitio.

Este sitio web no tiene el propósito de cambiar o sustituir los tratamientos o diagnósticos médico o de cualquier otro profesional médico

Loading...

Autor: Fiorella Roque Mejia

Estudiante motivada para dar respuesta a los problemas de salud nutricional y apasionada por el estudio de las ciencias de salud, nutrición y la alimentación a la sociedad. Actualmente adoro la nutrición complementaria, el estilo de vida saludable y la fitoterapia. Soy amante del cine, el café y de diferentes tipos de infusiones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *