Infusiones nocturnas para depurar y regenerar el hígado

 

 

El hígado, al igual que muchos otros órganos, se depura y regenera por la noche (entre la 1 y las 3 de la mañana aproximadamente) por lo que es importante que respetemos estas horas evitando comer y siendo lo más recomendable que ya estemos dormidos, ya que ese estado de letargo favorece la correcta desintoxicación y regeneración de las células hepáticas.

El hígado es un órgano que cumple importantes funciones dentro de nuestro organismo, por ello es clave que lo cuidemos evitando el abuso de las grasas y el alcohol, y ayudándolo a regenerarse de forma más efectiva con acciones como las que hemos dicho antes: no comer de madrugada y estar preferiblemente dormidos ya a esas horas.

Una buena forma de favorecer la desintoxicación hepática consiste en tomar una taza de una infusión depurativa antes de irnos a la cama, ya que además de ayudarnos a mantener el cuerpo hidratado, contribuirá a eliminar del organismo sustancias nocivas, optimizando con ello el propio proceso de limpieza del hígado. ¿Quieres conocer algunas de estas bebidas depurativas? No tienes más que seguir leyendo:

Bebidas depurativas para limpiar el hígado

Agua tibia con limón

Esta bebida no es una infusión, pero es muy efectiva para limpiar en profundidad el organismo. Basta con mezclar medio vaso de agua tibia con medio vaso de zumo de limón exprimido. Tómalo un rato antes de irte a la cama.

Infusión de jujube

Esta poderosa hierba china nos ayuda a limpiar el hígado, fortalecer el páncreas, mejorar la digestión y relajar los nervios, por lo que resulta de gran utilidad tanto para regenerar las células hepáticas como para conciliar el sueño.

Hierve un puñado de jujube en agua, deja reposar unos minutos, cuela y endulza con miel de abejas. Tómala entre una y media hora antes de irte a la cama.

Infusión de boldo

El boldo es uno de los más conocidos aliados del hígado y el sistema digestivo en general, ya que contribuye a depurar la vesícula y el hígado, disolver los cálculos biliares y aligerar las digestiones pesadas. Además, también nos ayuda a relajarnos, por lo que resulta ideal para tomar por la noche.

 

Hierve una taza de agua y un puñadito de boldo. Deja reposar unos minutos, cuela y endulza. Toma una taza poco después de cenar. Importante: no la tomes si estás embarazada o sufres problemas de hígado graves.

Infusión de cardo mariano

 

El cardo mariano es uno de los mejores ingredientes para el hígado, ya que nos ayuda a eliminar la grasa y toxinas que día a día se acumulan en él, regenerar las células dañadas y prevenir el desarrollo del hígado graso.

 

Hierve un puñado de semillas de cardo mariano en agua. Cuando comience a hervir apaga el fuego, déjalo reposar unos minutos y endulza después con miel. Toma una taza un rato antes de acostarte.

Infusión de manzanilla y menta

Las grandes propiedades digestivas de estos dos ingredientes los convierten en grandes aliados para nuestra salud hepática, ya que al aligerar la digestión, contribuyen a reducir el esfuerzo que realiza el hígado en esa función.

Añade en una taza agua hirviendo, una bolsita de manzanilla y otra de menta. Deja reposar unos minutos, cuela y endulza con miel. Tómala después de la cena.

Este artículo fue realizado gracias soluciones-caseras.com. Si deseas seguir leyendo artículos de tu interés sigue explorando el sitio.

Este sitio web no tiene el propósito de cambiar o sustituir los tratamientos o diagnósticos médico o de cualquier otro profesional médico

 

 

Loading...

Fiorella Roque Mejia

Estudiante motivada para dar respuesta a los problemas de salud nutricional y apasionada por el estudio de las ciencias de salud, nutrición y la alimentación a la sociedad. Actualmente adoro la nutrición complementaria, el estilo de vida saludable y la fitoterapia. Soy amante del cine, el café y de diferentes tipos de infusiones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *