Lo que no sabes de la Quinoa, la Grasa Abdominal y que lo produce al cuerpo

¿Sabías que a la quinoa también es llamada “arroz peruano”?

La quinua es una planta originaria de la región andina de Sudamérica, conocido por su nombre científico como Chenopodium quinoa, sus semillas son de suma importancia para el consumo humano por su alto valor nutricional, Este alimento debe ser incluido en tu dieta puesto que brinda mucha energía y es rico en vitaminas y minerales.

Gracias a su composición nutricional, algo diferente del resto de los cereales y su sabor único, la quinoa también se incluye en las dietas para adelgazar porque aporta variedad al menú.

Flavonoides: En el caso de la quinoa, contiene muchísimos elementos nutritivos que no contienen el común de los cereales, como los llamados flavonoides, que son antioxidantes vegetales de los que sabemos, tienen enormes efectos beneficiosos en la salud.

Estos flavonoides fueron muy estudiados y recibieron los nombres de quercetina y kaempferol, ambos son abundantes en la quinoa. Estas moléculas también actúan como antioxidantes, antivirales, anticancerígenos y anti depresores naturales.

Libre de gluten: Cada vez más personas tratan de consumir cereales libres de gluten, porque no necesariamente muchos sean celiacos, sino que se sabe que una dieta sin gluten es beneficiosa para la salud de todos.

Muchos estudios se inclinaron por la quinoa como opción para reemplazar los cereales con gluten para quienes no quieren renunciar al pan o las pastas, porque además aumenta el valor nutricional y antioxidante en relación a otros ingredientes sin gluten como la tapioca refinada, el maíz, las papas o la harina de arroz.

Proteínas: Las proteínas se componen de aminoácidos. Algunos se denominan “esenciales” porque el organismo no puede producirlos y necesitamos obtenerlos a partir de la alimentación.

Si un alimento contiene todos los aminoácidos esenciales, se lo considera una “proteína completa”.

Muchos cereales o alimentos de origen vegetal no contienen todos los aminoácidos, sin embargo; la quinoa viene a ser una excepción ya que contiene todos los aminoácidos esenciales.

Por este motivo es una excelente fuente de proteínas que además, son mejores y se concentran en mayor cantidad que en el resto de los cereales.

Tan solo una taza contiene la cantidad de proteínas recomendadas para ingerir por una persona adulta y es una excelente fuente de proteínas para vegetarianos y veganos.

Bajo índice glucémico: La quínoa tiene un bajo índice glucémico que es bueno para controlar la glucemia. El índice glucémico permite medir la rapidez con la cual los alimentos aumentan la tasa de azúcar en la sangre.

Como es sabido, comer alimentos que tienen un índice glucémico elevado puede estimular el hambre y contribuir a la obesidad.

Estos alimentos al mismo tiempo están asociados a la mayoría de las enfermedades crónicas occidentales que son tan comunes hoy en día como la diabetes tipo II y las enfermedades cardíacas.

La quínoa tiene un índice glucémico de 53, lo que se considera como muy bajo.

No obstante, es importante tener en mente que sigue siendo elevado su índice de hidratos de carbono, de modo que no es una buena elección para quienes realizan dietas para adelgazar.

Aporte de minerales: Existen muchos nutrientes que tienen tendencia a disminuir dentro de nuestra alimentación moderna. Y este es el caso particular de algunos minerales como el magnesio, el potasio, el zinc y el hierro (en especial en las mujeres).

Lo interesante de la quínoa es que muy rica en estos cuatro minerales en especial el magnesio del que concentra aproximadamente el 30% en una taza.

El único inconveniente que presenta es que contiene también ácido fítico, que puede unirse a estos minerales y reducir su absorción.

Sin embargo, al poner en remojo las semillas de quínoa antes de la cocción, se puede reducir el índice de este ácido fítico y hacer que estos minerales se absorban sin inconvenientes.

La quínoa también es rica en oxalatos, que reducen la absorción de calcio y pueden provocar problemas a quienes padezcan de cálculos renales.

Beneficia el metabolismo: Teniendo en cuenta la gran cantidad de nutrientes beneficiosos, es lógico que la quínoa también mejore la salud metabólica.

Aunque esto aún debe ser estudiado de manera mucho más detallada, se han encontrado estudios hechos tanto en animales como en seres humanos, que han constatado que la utilización de quínoa en lugar de pan o de pastas sin gluten reduce significativamente los niveles glucémicos en sangre, al igual que de insulina y de triglicéridos.

Los estudios hechos en ratas probaron que agregar quínoa a un régimen alimentario rico en fructosa podría inhibir casi completamente los efectos negativos de la fructosa.

Antioxidantes: La quínoa también es muy rica en antioxidantes, sustancia que neutraliza los radicales libres están encargadas de luchar contra el envejecimiento y contra numerosas enfermedades.

Un estudio llevado a cabo sobre los antioxidantes presentes en 10 alimentos (5 cereales, 3 pseudo cereales y 2 leguminosas) se constató que la quínoa tenía el índice más elevado de antioxidantes entre los cereales estudiados.

Los antioxidantes aumentan cuando las semillas germinan.

9) Ayuda a perder peso: Con el fin de perder peso, sabemos que debemos consumir menos calorías de las que quemamos. Es sabido que ciertas propiedades de los alimentos pueden facilitar este proceso ya sea aumentando el metabolismo o reduciendo el apetito.

Lo interesante de la quínoa es que presenta varias de estas propiedades. Es rica en proteínas, lo que al mismo tiempo permite aumentar el metabolismo y reducir el apetito de manera significativa. La cantidad elevada de fibras debería también contribuir a aumentar la sensación de saciedad algo que nos lleva a consumir menos calorías.

El hecho de que la quínoa tenga un bajo índice glucémico es otra característica importante, pero no debemos olvidar que los alimentos que elegimos consumir deben tener un aporte calórico reducido.

Aunque actualmente no hay un estudio que se incline sobre los efectos de la quínoa en el peso corporal, debemos considerar a estos cereales como una parte integral útil dentro de un régimen alimentario para perder peso.

Fácil integración: Este punto no tiene una relación directa con la salud pero al mismo tiempo no deja de ser importante porque la quínoa es muy fácil de integrar a nuestra alimentación.

Muchas veces sabemos de ciertos alimentos sumamente beneficiosos para la salud pero que ya sea por el sabor, o por la textura, o por el proceso que requiere la cocción; nos cuesta incorporar a los hábitos alimentarios.

La quínoa es muy fácil de integrar a la alimentación porque goza de buen sabor y combina muy bien con muchos alimentos.

Según el tipo de quínoa, tal vez sea necesario enjuagarla con un poco de agua con el fin de librarnos de las saponinas, que se encuentran en la capa externa de las semillas y pueden tener un gusto amargo.

Algunas marcas que comercializan la quínoa ya no contienen saponinas y en ese caso no necesita ningún tipo de proceso.

Podemos comprar quínoa en cualquier negocio de alimentos naturistas y en muchos supermercados.

Loading...

Autor: Fiorella Roque Mejia

Estudiante motivada para dar respuesta a los problemas de salud nutricional y apasionada por el estudio de las ciencias de salud, nutrición y la alimentación a la sociedad. Actualmente adoro la nutrición complementaria, el estilo de vida saludable y la fitoterapia. Soy amante del cine, el café y de diferentes tipos de infusiones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *