Menú para Diabéticos – Un Plan Alimenticio Adecuado

Menú Para Diabéticos

Para resguardar su salud y el control de los valores de glucosa o azúcar en sangre, las personas diabéticas deben seguir un menú para diabéticos, sin que ello signifique que deban limitarse de consumir algunos platos que les agraden.

Como verás a continuación, hay opciones para quien deba seguir un régimen alimenticio sano, teniendo en cuenta algunas sugerencias básicas y las indicaciones del médico especialista.

El procedimiento básicamente lo que exige es organización y planificación, de forma que exista un equilibrio entre comidas, medicamentos y ejercicio físico que contribuya a controlar los valores de tu organismo sin mayores sacrificios.

Qué Debes Considerar Para Organizar Un Plan Alimenticio Adecuado O Menú Para Diabéticos

Entre los aspectos a considerar están las cantidades y el tipo de comida que puedes ingerir, además de tomar en cuenta los horarios, con el propósito de incluir pequeñas meriendas entre las comidas más fuertes.

Esta planificación posibilita también controlar valores de presión arterial o colesterol, si acaso necesitas poner control sobre ellos, aparte del cuidado que debes tener respecto a la glucosa.

Puedes encontrar opciones de conteo de calorías, carbohidratos y glucosa, peor lo verdaderamente importante es que sigas las indicaciones de tu médico especialista y juntos delimiten la alternativa más conveniente para tu caso.

Dentro de estas opciones puedes ubicar un método conocido como del plato o el contar la cantidad de carbohidratos que se van a consumir. Este plan consiste en colocar en la fuente de servir una mayor proporción de vegetales sin almidón (50%) ante las referidas a proteínas (25%) y vegetales con almidón o carbohidratos (25%).

Por ejemplo, tienes posibilidad de realizar combinaciones diversas entre las siguientes alternativas. Para los vegetales limitados en contenido de almidón, pueden considerarse zanahorias, berenjenas, tomates, pimientos, espinaca, brócoli, coliflor, chiles, jícama, jalapeños o nopales.

Entre las proteínas, cuentas con frijoles y lentejas, pescado, mariscos, nueces o semillas, queso, huevos, pavo, pollo, carne de res, cerdo, hamburguesas o nuggets de soya.

Y como vegetales con carbohidratos, frijoles verdes, calabaza, yuca, plátano, arroz, tortillas, papas o pasta, entre otras. Todo dependerá de la forma de cocción y acompañamiento, con lo cual debes ser muy cuidadoso.

¿Bebidas?, en este sentido, tienes opciones entre café sin azúcar, jugos bajos en calorías o simplemente agua. Las indicaciones de tu nutricionista serán muy útiles en este sentido, dado que te ayudarán a realizar diferentes combinaciones que contribuirán a planificar las comidas semanales con variedad, colorido y sabor.

Antes de continuar te invito a ver el siguiente video, el cual esta causando una gran revuelta en las redes sociales y en youtube.. Sabes Porque? miralo te va a interesar, trata de como curar la diabetes – Revitalizando tu PANCREAS

Tambien puedes verlo en youtube en el siguiente enlace y no dudes en compartirlo:

No A Las Comidas Aburridas, Si A La Variedad

El menú para diabéticos debe caracterizarse por su diversidad, por lo que se recomienda que incluya granos integrales, productos lácteos que no contengan grasa, vegetales, carnes magras y carnes blancas provenientes de pescado y aves.

Deben preferirse alimentos naturales antes que los procesados, sobre todo dando preferencias a aquellos que sean ricos en vitaminas, fibra y minerales, teniendo el mayor cuidado en las cantidades que se van a consumir.

Esta es la clave para el éxito en la planificación alimenticia de una persona a quien han diagnosticado con diabetes y como verás, puede compartirse una comida familiar sin necesidad de preparar alimenticios específicos o apartados del menú principal.

Todos pueden consumir los mismos alimentos, es más, saldrá beneficiada la familia gracias a la combinación de grupos alimenticios que te permitirán tener tus niveles bajo control y a ellos disfrutar de combinaciones variadas en cada una de las comidas que compartan.

En referencia a las frutas, si bien pueden consumirse, debes consultar con tu médico cuáles son más beneficiosas para ti de acuerdo con el tipo de diabetes que te haya sido diagnosticada, pero en general, son preferibles ante un postre por su contenido de azúcar en forma natural.

Dado que su contenido de azúcar es parte de su naturaleza, no se acumula en la sangre, pero aun así, deben consumirse con moderación, para evitar caer en la tentación de comer en demasía de ellas.

Pueden ser preparadas como compotas, en cuyo caso te recomiendo el uso de edulcorantes si acaso necesitas endulzarlas, pero igualmente puedes consumirlas horneadas, cocidas o al natural.

Como te hemos mostrado, el consumo de frutas puede ayudarte a satisfacer el requerimiento de alimentos durante los momentos del día en que sientas hambre, que usualmente puede presentarse durante la mitad de la mañana o de la tarde, pudiendo optar por jugos en días de calor para refrescarte

De esta manera, pueden contarse como opciones en un menú para diabéticos los cítricos, los frutos rojos, los duraznos, las peras, las manzanas y las uvas, distribuyendo su consumo en el desayuno, merienda de mitad de la mañana, postre o merienda.

A continuación te exponemos los beneficios y algunas sugerencias de uso para cada una de ellas.

Los cítricos te aportarán fibra que se disuelve en el agua, es decir, soluble y tienes para escoger entre limas, toronjas, limones, naranjas y guayabas agrias. Por su parte, los frutos rojos colaboran en la recuperación del funcionamiento del páncreas, responsable de la producción de la insulina.

Cualquier fruta de este color aporta estos beneficios, complementando con su aporte de vitamina C, potasio y fibra natural; entre ellas están las fresas, bayas, arándanos, frambuesas y moras, ¿cuál te gusta más?

En cuanto a los duraznos y las peras, su contenido de fibra contribuye a la desintoxicación del cuerpo evitando además problemas cardiovasculares.

A su vez, las manzanas, a través de la fibra que la compone, que también es soluble, ayudan a controlar los niveles de la glucosa y del colesterol.

Y las uvas, aunque muy dulces, pueden en tu caso ser consumidas en poca cantidad, dado que contribuyen con sus elementos depurativos (antioxidantes) a proteger las células del páncreas que producen la insulina.

Estás en posibilidad de disfrutar de platos diferentes y exquisitos teniendo en cuenta lo que debes consumir, sus cantidades y formas de preparación.

Mientras tengas estas recomendaciones en cuenta, no tendrás problemas con el control de los valores de glucosa en tu sangre, contribuyendo de esta manera a mantener en buen estado tu salud mientras sigues un menú para diabéticos.

Este artículo fue realizado gracias cuidesudieta.com. Si deseas seguir leyendo artículos de tu interés sigue explorando el sitio.

Este sitio web no tiene el propósito de cambiar o sustituir los tratamientos o diagnósticos médico o de cualquier otro profesional médico

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *