PROPIEDADES MEDICINALES DEL JENGIBRE

Propiedades medicinales del jengibre

Hemos hablado del jengibre muchas veces. Os hemos contado remedios caseros y trucos naturales que pueden hacerse con él, así que ya ha llegado el momento de conocer recomendable todas las propiedades medicinales del jengibre.

El jengibre es originario de la India,y en la antigüedad, muchos pueblos decidieron usarlo para conservar los alimentos, además de como un auxiliar digestivo y como un limpiador tanto físico como espiritual. Según las creencias de ciertos pueblos, en los días previos a las fiestas religiosas se evitaba el consumo de ajo y se consumía mucho jengibre para oler dulce y estar en estado puro ante los dioses.

En cualquier caso su uso actual está más relacionado con sus propiedades medicinales, por lo que se ha empezado a extender su consumo para tratar enfermedades físicas.

Actualmente se conocen propiedades del jengibre que producen beneficios tanto externos como internos.

En el caso del uso interno, uno de sus propiedades más potentes y conocidas es en el aparato digestivo.

Aparato Digestivo: tradicionalmente se ha consumido este tipo de planta para tratar los problemas intestinales y para favorecer la digestión después de las comidas
Además, es un excelente antivomitivo, ya sea durante el embarazo, en un viaje o postoperatorios. Parece ser que su ingesta previene las náuseas.

Si seguimos hablando de las afecciones del aparato digestivo, no debemos olvidar que el jengibre es ideal para evitar las úlceras, especialmente las de duodeno u otras afecciones como la gastritis.

A su vez, si estamos pasando unos días de diarrea, su capacidad antibacteriana será ideal para frenarla.

Aparato circulatorio: El jengibre es un recurso imprescindible que favorece la circulación de la sangre, con la capacidad de disminuir los niveles de colesterol y disolver los trombos de las arterias.
Por tanto, el jengibre tiene la propiedad de prevenir enfermedades del corazón como ataques cardíacos, anginas de pecho, coágulos o trombosis. Además de prevenir enfermedades circulatorias.

Aparato respiratorio: El jengibre es ideal para aliviar los síntomas típicos del resfriado (congestión, escalofríos, tos, etc.), como expectorante (es decir, para calmar la tos y eliminar la flema) y la sinusitis.
Ante el dolor el jengibre debe ser una de nuestras primeras opciones en la lista de medicinas naturales, pues es un maravilloso antinflamatorio y analgésico. Una consumición diaria podría ayudarte a reducir el dolor de enfermedades como la artritis.
Respecto al uso externo que se le da al jengibre, tal y como acabamos de mencionar, es un estupendo antiinflamatorio y analgésico que podemos usar para aliviar el dolor de la artritis y de las muelas.

Frente al mal aliento también puedes utilizar el jenjibre, que te ayuda a refrescar la boca después de las comidas e incrementa la saliva, por lo que si padeces de sequedad de boca también será ideal para ti.
Se le empieza a considerar como un afrodisíaco capaz de aumentar el deseo amoroso y que puede ser un complemento para ayudar a aquellos hombres con problemas de erección.
Es fundamental, sin embargo, que no se considere al jengibre como reemplazante de los tratamientos convencionales y que se consulte al médico en caso de dudas acerca de sus propiedades y posibles efectos sobre la salud.

Cómo tomar jengibre

Para los que deseéis poder probar estas propiedades curativas que tiene el jengibre, lo más habitual es tomarlo en infusión. De hecho el té de jengibre es bastante popular y podemos encontrar varias recetas para su elaboración.

Nosotros os dejamos una receta para hacer un té de jengibre aunque tenemos que explicar que el sabor es algo fuerte e incluso picante, de todos modos si lo notas muy fuerte puedes reducir el sabor añadiendo más agua.

Ingredientes:

-1 o 2 cucharadas de miel pura.
-3 rodajas de raíz de jengibre de dos centímetros o un sobrecito de jengibre seco granulado.
-El zumo de media naranja exprimida.
-El zumo de medio limón exprimido.

Instrucciones

Comenzamos lavando y pelando un trozo de raíz de jengibre que cortamos en dos o tres rodajas.
Lo colocamos en una taza aplastando con un tenedor, no demasiado.
Agregamos una buena cucharada de miel de abejas sólida, solo centrifugada.
Agregamos el zumo de la media naranja y el del medio limón.
Colocamos agua al fuego y cuando hierva le sumamos la taza y tapamos.
Dejamos la taza tapada unos diez minutos o más y servimos.
Otros usos del jengibre

Debido a todas las propiedades propias del jengibre no es de extrañar que existan un sin fin de remedios populares y caseros que se realizan con este componente.

Para activar la circulación y para la falta de energía: en estos casos lo mas recomendable es coger un trozo de algodón grande como una compresa y generar con él, en dos litros de agua, unas 5 o 6 cucharadas de jengibre hasta que hierba con la olla tapada. Una vez que esté listo, se moja la compresa y se coloca en la zona que se quiera durar durante al menos unos 15 minutos. Cuando se nota que se ha ido el calor se vuelve a mojar.
Para los dolores neurálgicos o cólicos: En estos casos se usa la raíz que se reduce a polvo y se mezcla con harina de lino y maíz y se coloca en forma de cataplasma en el lugar.
Para enfermedades del pecho: Se mezcla el polvo de la propia raíz del jengibre con la misma cantidad de polvo de pimienta negra y una clara de huevo. Con ello se obtiene una pasta blanda que se va a extender en un tela o pañuelo de algodón con el que se aplicará en el pecho durante unos cuantos minutos.
Tambien te interesa: DIETA CONTRA LA CAÍDA DEL CABELLO
Con el jengibre también se pueden llegar a crear remedios exóticos o afrodisíacos, como por ejemplo:

Mezclar una cebolla roja cortada en trozos con 2 gramos de ralladura de rizoma fresco del propio jengibre y un poco de agua durante unos diez minutos dejando cocer todo. Una vez que esté en el fuego, entonces se pasan los dos trozos de la cebolla al plato y el caldo se coloca en otra parte. La cebolla se debe consumir con un poco de miel y beber parte del líquido que se ha cocido en ayunas. La otra mitad de lo preparado se deja para la noche. Esto hay que repetirlo al menos durante tres semanas y después dejar tres semanas descansando. Lograrás levantar la libido y la actividad amoroso.
Advertencias con respecto al consumo de jengibre:

Mujeres con el período: cuando las mujeres se encuentran con el período menstrual y este es abundante deben evitar consumir jengibre, ya que este puede hacer que las hemorragias sean más fuertes y duraderas. Es por ello que cuando tenemos un período abundante, debemos evitar tomar jengibre hasta que acabemos con él.
Mujeres embarazadas: el jengibre es una de las recomendablees plantas que tenemos para acabar con los vómitos, por lo que suele ser de lo más usada en las mujeres que están embarazadas y que sufren de náuseas y vómitos. De todos modos, esto no es lo mas recomendable pues el jengibre puede traer complicaciones en el desarrollo del feto y, por ello, debemos hablar con nuestro ginecólogo antes de tomar jengibre si estamos embarazadas.
Úlceras, gastritis y colitis: si padecemos algunas de estas afecciones es importante no tomar jengibre. Este funciona par evitar que se produzcan, pero una vez las tenemos y están activas, el jengibre solo hará que el cuadro clínico empeore. Es por ello que debemos evitar el jengibre cuando nos sentimos mal y hablar con el médico para que nos indique qué otros complementos podemos tomar en nuestro caso.
Diabetes: el jengibre puede interactuar con los medicamentos para la diabetes, por lo que es importante que hablemos con nuestro médico antes de tomar jengibre. También puede influenciar en los medicamentos que tomamos para regular la presión arterial. El jengibre puede hacer que nuestra presión arterial aumente justo después de hablerlo tomado, por lo que las personas que tienen la presión de la sangre baja pueden tomar cada mañana una infusión de jengibre para que esta suba a niveles adecuados.
Ardor en el estómago: si sentimos ardor en el estómago y estamos o hemos tomado jengibre, debemos evitar consumirlo de nuevo. Es un elemento bastante fuerte y hay estómagos a los que no les es nada fácil digerirlo.
Cálculos: las personas que tengan cálculos biliares o los haya habido en su familia, deben ir con cuidado con el jengibre pues este puede hacer que reaparezcan de nuevo.

Este articulo fue realizado gracias a remediosdelabuela.com. Si deseas seguir leyendo artículos de tu interés sigue explorando el sitio.

Este sitio web no tiene el propósito de cambiar o sustituir los tratamientos o diagnósticos médico o de cualquier otro profesional médico

Loading...

Autor: Fiorella Roque Mejia

Estudiante motivada para dar respuesta a los problemas de salud nutricional y apasionada por el estudio de las ciencias de salud, nutrición y la alimentación a la sociedad. Actualmente adoro la nutrición complementaria, el estilo de vida saludable y la fitoterapia. Soy amante del cine, el café y de diferentes tipos de infusiones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *