REMEDIOS NATURALES PARA LA ANEMIA CRÓNICA

 

La anemia es una trastorno que se desarrolla cuando la sangre carece de la suficiente cantidad de glóbulos rojos o hemoglobina.

La hemoglobina es la encargada de transportar el oxígeno hasta todas las células de nuestro organismo, por lo que si no el oxígeno a las células, nuestros órganos pueden no realizar sus funciones correctamente y nos sentiremos cansados, que es uno de los principales síntomas de la anemia.

La anemia puede ser causada por:

La anemia tiene tres causas principales:

  • Pérdida de sangre
  • Falta de producción de glóbulos rojos
  • Aumento en la velocidad de destrucción de los glóbulos rojos

Entre los síntomas que presentan las personas con anemia se puede mencionar:

  • Debilidad
  • Memoria pobre
  • Frío en las extremidades
  • Dolor de cabeza
  • Palidez de la piel y las membranas mucosas.

Debido a lo esencial que es el hierro en la hemoglobina, los remedios naturales que se han recopilado buscan proporcionar justamente este mineral al enfermo con el fin de combatir la anemia.

Remedios populares para la anemia

Remedio 1: En Latinoamérica un remedio tradicional de botica natural es consumir diariamente sopa de lenteja o arveja y se le agrega cebolla mucho recomendable.

Remedio 2: En muchos lugares de Europa el remedio popular es mezclar jugo de remolacha con zumo de pomelo rojo. De esta mezcla se toma dos cucharadas cuatro veces al día.

Remedio 3: Un remedio de la abuela consiste en tomar dos veces al día un cocimiento de hojas de nogal (20 gramos de hojas en medio litro de agua) junto con una cucharadita de aceite de hígado de bacalao y una cucharadita de polen.

Remedio 4: Las sopas de ajos también ayuda a combatir la anemia. Para elaborarlo se machacan un poco seis ajos y se fríen en 1/2 vaso de aceite. Cuando se han dorado un poco se le añade dos rebanadas del pan duro y, por último, el 1/2 cucharada de pimentón, ya fuera del fuego para que no se queme. En seguida se le agrega el agua y se deja hervir una media hora a fuego lento.

Remedio 5: La mayoría de los anémicos suelen sentir de frío en los pies y en las manos sin motivo aparente. Para eliminarlo, se recomienda las friegas con ½ vaso de vino jerez y dos huevos. Estos dos ingredientes deben ser mezclados bien los dos ingredientes para proceder luego con las friegas en la espalda del anémico.

Remedio 6: La calabaza es buena, sobre todo para niños anémicos, por lo que se recomienda que las coman en compotas.

Para elaborarlas, se debe partir la calabaza, que debería ser roja oanaranjada, en pequeños pedazos y se le añade al puchero junto con una manzana picada, las pasas de corinto y los orejones. Se herve en agua durante 15 minutos hasta que se logra una papilla, que se irá aplastando con un tenedor. El agua se ha de evaporar y el puré quedará esvolumen

Remedio 7: Preparar un jugo que contenga zanahoria, rábanos, nabo y berro los cuales se licúan Se recomienda tomar este jugo una o dos veces al día.

Remedio 8: Elaborar un jugo que contenga una cucharada de limón, yema de huevo y una cucharada de melaza de caña. Para ello, se debe añadir a la yema de huevo un poco de limón y de melaza. Se debe tomar sólo una vez por día tres veces por semana.

Remedio 9: Preparar una infusión con 2 gr de raíz de genciana en 2 tazas de agua. Se debe hervir la hierba con el agua durante 5 ó 6 minutos. Luego se debe tapar y dejar reposar por 3 minutos. Servir y endulzar con la miel. Tomar 1 taza 1/2 hora antes de las comidas.

Remedio 10: Combinar a partes iguales alfalfa con bolsa de pastor, cola de caballo y ortiga verde. Mezclar 4 cucharadas de la mezcla por litro de agua. Hervir durante 3 minutos, dejar otros 8 en reposo, colar y beber durante el día. Añadir zumo de limón para regenerar el sabor.

Remedio 11: Mezclar 5 cucharadas de semillas de hinojo en un litro de vino blanco y dejar reposar durante una semana. Transcurrido ese tiempo, colar la preparación y consumir 1 copita al diaria.

Remedio 12: Cortar en pedazos 2 tallos de apio y agregar a una taza grande de leche caliente. Tomar esta preparación una vez al día.

Remedio 13: Lavar, pelar, partir en pedazos y extraer las semillas de una pera y un albaricoque. Colocar ambos en una licuadora junto con un vaso de leche. Licuar por unos instantes. Tomar un vaso de este jugo a diario, especialmente por la mañana, durante 10 dias.

Remedio 14: Verter un puñado de manzanas finamente rebanadas y 10 g de hojas de toronjil en medio litro de agua hirviendo.

Dejar reposar por 10 minutos y agregar el jugo de medio limón, algunos trocitos de canela y una cucharada de miel de abejas. Beber un vaso diario durante 60 días.

Remedio 15: Verter en una licuadora, previamente lavado y picado, 3 hojas de acelga, 2 hojas de berros, 10 almendras, 1 vaso con leche de soya, 2 cucharadas de avena y el jugo de un limón. Licuar por unos instantes y tomar un vaso en días alternos (un día sí y el otro no)

Remedio 16: Lavar un puñado de uvas oscuras y dos ramas de perejil. Colocar en la licuadora en conjunto con un vaso de agua. Licuar hasta obtener un jugo. Tomar un vaso durante dos semanas consecutivas después del desayuno.

Remedio 17: Quitar los centros a varias peras y membrillos maduros antes de cortarlos y colocarlos en una licuadora junto con 3 tazas de jugo de zanahoria. Mezclar durante varios minutos a velocidad media. Beber por la mañana y por la noche en porciones de un vaso de 8 onzas (250 ml). Enfriar antes de usarlo.

Remedio 18: Verter 2 cucharadas de verbena en 1 taza de agua que esté hirviendo. Tapar, dejar refrescar, colar y tomar 1 taza al día.

Remedio 19: Tomar un poco de jugo de piña mezclado con agua y endulzado con unas gotas de miel después de cada comida. Este jugo de piña facilita la absorción de hierro.

Remedio 20: Colocar en una licuadora 1/2 remolacha o betabel picado, 1 zanahoria picada, 1 tomate en cuartos, 1 tallo de apio picado, 3 hojas de espinaca, 2 ramita de berros, 1 ramita de perejil, 2 hojas de lechuga y el jugo de 1 limón y licuar junto con un poco de agua. Luego de unos instantes, detener la licuadora y tomar al instante. Beber este jugo por lo menos tres veces a la semana.

Remedio 21: Consumir 2 cucharadas de copos de levadura de cerveza al día. Es rica en vitaminas del complejo B y fuente de hierro

Remedio 22: Consumir algas chlorella y espirulina en ensaladas. Éstas son muy equilibradas en nutrientes, entre ellos ácido fólico, vitamina B12 y hierro, todos necesarios para la correcta formación de los glóbulos rojos. La chlorella además tiene factores de crecimiento que estimulan la formación de la sangre.

Recomendaciones:

Como lo que el organismo necesita es aumentar los niveles de hierro, conviene aumentar el consumo de alimentos con alto contenido en este mineral. El hierro que ingerimos a través de la alimentación puede ser de origen animal (hemo) o vegetal (no hemo). El tipo de hierro que mejor se absorbe es el de origen animal que contienen las carnes rojas, el pavo, el conejo, hígado, el pescado,  y la yema de huevo.

Los alimentos de origen vegetal ricos en hierro son las verduras de hoja, como  espinacas, acelgas, lombarda, perejil, y las legumbres

 

Aconsejamos que consultes siempre a tu medico y que realices controles médicos si tu salud lo necesita.

Loading...

Autor: Fiorella Roque Mejia

Estudiante motivada para dar respuesta a los problemas de salud nutricional y apasionada por el estudio de las ciencias de salud, nutrición y la alimentación a la sociedad. Actualmente adoro la nutrición complementaria, el estilo de vida saludable y la fitoterapia. Soy amante del cine, el café y de diferentes tipos de infusiones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *