Tus hijos serán emocionalmente fuertes con estas 9 técnicas de relajación

 

¿Cómo educar a mis hijos a ser emocionalmente más fuertes y felices?

Niños felices y fuertes emocionalmente

Educar niños felices y fuertes emocionalmente es la meta de todo padre, sobre todo en los tiempos actuales donde la tecnología ha cobrado tanta importancia, restándole a la emocional y a la buena educación; las tablets son instrumentos utilizados hoy en día para calmarlos, por lo que es totalmente indispensable incluir en la educación, técnicas de relajación y respiración. Sin embargo, como son tan pequeños se deben enseñar mediante juegos que permitan al mismo tiempo el desarrollo de recursos para la vida diaria y se diviertan.

La sociedad ha fomentado un estilo de vida muy agitado y ajetreado, donde los estímulos y actividades gratificantes son inmediatos, forzándonos a olvidar el control, por ende, acá se demostrarán algunas técnicas de relajación para los pequeños de la casa, chequea en qué consisten.

9 técnicas de respiración para niños felices
  1. A soplar velitas: soplar las velitas es un juego que consiste en aprender a respirar profundamente, para ello, se debe tomar aire por la nariz, inflando la barriga y exhalar poco a poco el aire a medida que las velas se vayan soplando para apagarlas. Cuando finalicen, sienta al niño en una silla a dos metros de la vela encendida sobre la mesa.

La idea es que lo realice sin levantarse ni inclinarse para que no pueda apagarla, se acerca medio metro aproximadamente, realizando acercamientos poco a poco hasta que la apague, se tendrá así un juego de 5 minutos donde el niño adquirirá la habilidad de respirar profundamente.

  1. El juego del globo: es súper entretenido y maravillo porque logrará que la relajación se dé adecuadamente, busca un espacio amplio y diversos globos de colores. Infla un globo hasta hacerlo explotar, infla otro y déjalo que se vaya expulsando el aire progresivamente manipulando la boquilla

Una vez hecho esto, haz que los niños cierren los ojos e imaginen que se convierten en globos mientras toman aire, posteriormente, les pedirás que vayan expulsando el aire poco a poco como si fueran globos. Al finalizar, haz que te cuenten las situaciones en las que sienten que son globos, situaciones en las que no pueden tolerar ni manejar algo, de esta manera, los estarás invitando a que te indiquen cómo los han resuelto y en caso de que no, les enseñes las maneras para tomar conciencia de dichas situaciones.

  1. Relajación progresiva: puedes decidir si ser tu quien les dé instrucciones o en youtube, donde conseguirás un video basado en el texto original de “la relajación de Koeppen”, el cual narra instrucciones de relajación con una excelente música de fondo. Adicionalmente, puedes inculcarles cuán favorables son este tipo de relajaciones y que también pueden realizarlas de manera natural en otros sitios, como en el colegio, es decir, si alguna situación en particular les genera nervios o ansiedad, busquen una silla, se sienten y tensen los brazos y el tronco al mismo tiempo que realizan fuerza con los pies en el suelo.
  2. El juego de la semilla: colócales música relajante de fondo y luz tenue, les simbolizaras el crecimiento de un árbol, realiza el ejercicio con ellos, se empieza poniéndose de rodillas en el suelo con la cabeza agachada y los brazos extendidos hacia adelante como si fuesen gatitos desperezándose.

Comenzaremos por ponernos de rodillas en el suelo con la cabeza agachada y los brazos extendidos hacia adelante, como si fuésemos gatitos despertándose. La idea es que sean como una semilla donde la música les permita crecer y convertirse en un árbol grande de hermosas ramas, las cuales serán los brazos extendidos hacia arriba al estar de pie, esta técnica es idónea para realizarla con ellos en las noches antes de acostarse.

  1. El cuento de la tortuga: es un cuento magnífico que impulsa habilidades de autocontrol, la historia se basa en una tortuga pequeña que vivía constantemente molesta por todo y explotaba con facilidad, un día tras verse y sentirse totalmente sola y asilada, se encuentra con otra tortuga, muy sabia que le otorgo un gran secreto para controlar sus enfados, la enseño a meterse en su caparazón y contar hasta calmarse, cancelar sus pensamientos, relajarse y sean niños felices.

Esta historia es excelente para niños en edades comprendidas entre 3 y 7 años puesto que les favorecerá la puesta en práctica de dicha habilidad, para incentivarlos puedes darles una pegatina o papelito con una tortuga feliz cada vez que lleven a cabo el ejercicio en situaciones de alta tensión y mal humor.

  1. El envase de la calma: es llamado así por tratarse de un pote en el que deberás colocar agua, silicona líquida para dar densidad al contenido y purpurina. Inclusive, puedes armarlas con ellos como si fuese una manualidad más y es totalmente idónea para que contemplen en momentos de tensión.

Una vez listo, se agitara y van a ir observando los movimientos, después de ser observados los movimientos, se les explicará que cada purpurina representan sus emociones, las cuales se ven agitadas por situaciones hasta que se tranquilicen. Esta técnica es perfecta para que se concentren y relajen su mente tras momentos ansiosos.

  1. Soplando la bola gigante: otra técnica divertidísima para aprender a respirar profundamente, el juego consiste en mantener por el mayor tiempo posible la bola en el aire, muy retador y divertido, ¿verdad? Este juego les encantará y es súper funcional para beneficiar la relajación.
  2. Arruga papeles, aplasta bolas y haz garabatos: haz garabatos, arruga papeles y aplasta bolitas blandas, son bolitas anti-estrés, es otra técnica eficaz que beneficiará el desarrollo de la motricidad fina puesto que les estará ayudando a fortalecer los músculos de las manos.
  3. Pintar mandalas: pintar mandalas es una acción que no solo les estará propiciando relajación, reflexividad sino también la capacidad de concentrarse y ser creativos, normalmente puedes encontrarlas el librerías e internet.

Estas son las 9 técnicas que harán a tus niños felices, recuerda que es muchos más fácil criar niños fuertes que reparar daños mayores a futuro, la naturaleza confía en la buena educación donde el fin es criar niños felices y fuertes emocionalmente bajo tu responsabilidad.

Este articulo fue realizado gracias a medicinacasera.com Si deseas seguir leyendo artículos de tu interés sigue explorando el sitio.

Este sitio web no tiene el propósito de cambiar o sustituir los tratamientos o diagnósticos médico o de cualquier otro profesional médico

Loading...

Autor: Fiorella Roque Mejia

Estudiante motivada para dar respuesta a los problemas de salud nutricional y apasionada por el estudio de las ciencias de salud, nutrición y la alimentación a la sociedad. Actualmente adoro la nutrición complementaria, el estilo de vida saludable y la fitoterapia. Soy amante del cine, el café y de diferentes tipos de infusiones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *