Vitíligo: por qué aparece, cómo eliminarlo

El nombre científico o médico de esta enfermedad es leucodemia y puede afectar muchas partes del cuerpo. Se trata de un padecimiento que cambia los colores de la piel, causando manchas o falta de pigmentación. ¿Quieres saber por qué aparece y cómo se puede eliminar el vitíligo? Entonces, lee esta nota.

El vitíligo o leucodemia es un problema degenerativo de la piel que surge cuando los melanocitos (células que se encargan de darle pigmento a la piel) van muriendo. Esto ocasiona una falta de producción de melanina (que da el tono a la dermis) y, por ende, manchas o áreas sin pigmentación.

La piel va teniendo zonas de un color más claro. Dependiendo del tono natural de la persona se puede notar más o menos el vitíligo. De esta manera, los que tienen piel oscura, tendrán manchas rosadas y en los que tienen piel clara, las marcas serán blancas.

Las manchas suelen ser de forma circular y de diferente tamaño, contrastando con el color de la piel. Los bordes son definidos y, si se juntan con otros parches de despigmentación, toman formas indefinidas.

Los lugares donde aparece con mayor asiduidad el vitíligo son: las manos, los pies, las rodillas, los codos, el rostro. En casos más raros puede darse en los genitales, la espalda, el torso, las piernas y los brazos. Afecta por igual a hombres y mujeres y si en la zona hay vellos, estos se vuelven blancos

La leucodemia no es una enfermedad contagiosa y tampoco es grave, pero sí hay que tenerla en cuenta y observar los cambios que se van produciendo. Quien padece vitíligo puede sufrir problemas psicológicos por vergüenza de su situación, depresión, falta de autoestima, timidez, etc. Sobre todo en personas de piel morena, esta patología se considera de carácter antiestético.

¿Por qué aparece el vitíligo?

La Ciencia aún no sabe cuáles son las causas de aparición de la leucodemia. Se han encontrado igualmente algunas relaciones o desencadenantes de esta enfermedad, como por ejemplo:

Problemas en el sistema inmune

Trastornos en las defensas del organismo, estrés, una enfermedad inmunodepresora o una cirugía, por ejemplo, pueden evitar la formación de ciertos anticuerpos y, al mismo tiempo, la proliferación de otros que actúan en contra de las células creadoras de melatonina. Se dice también que una persona puede padecer vitíligo cuando sufre de un disgusto muy grande (la muerte de un ser querido, la separación de los padres, la pérdida de trabajo, etc.) o está pasando por momento de mucho estrés, ansiedad y nerviosismo.

Causas hereditarias

Esto no ha sido comprobado todavía, pero hay algunas personas que padecen leucodemia al igual que sus padres o abuelos. Sin embargo, son muy pocos los pacientes que presentan en su árbol genealógico antecedentes de vitíligo o casos de despigmentación de la piel.

Factores neurovegetativos

Se está estudiando la relación entre el vitíligo y los neurotransmisores. Se estima que esto altera la producción de las células que producen la melanina. Algunos de los causantes de tales alteraciones son:

  • Estrés
  • Mal funcionamiento de la glándula tiroidea
  • Cambios hormonales (embarazo, menopausia)
  • Trastorno por otras enfermedades (diabetes mellitus, enfermedad de Allison, anemia perniciosa)
  • Heridas
Remedios para tratar el vitíligo

Por el momento, los tratamientos médicos que se prescriben a los pacientes con leucodemia son costosos, poco eficaces y necesitan mucho tiempo para mostrar los resultados o efectos. Por este motivo, la mayoría de los pacientes los abandonan a las semanas o meses de comenzar.

Existen a su vez terapias para restaurar el pigmento de la piel, sin embargo, son muy invasivas, dolorosas, costosas y no existen muchos profesionales cualificados para tal tratamiento. En ciertos casos se puede llegar a realizar un injerto de piel.

Se usan también medicamentos para favorecer la producción de melanina como ser corticoides y psoralenos, los cuales tienen efectos secundarios en los pacientes

Hay diversos remedios naturales que pueden mejorar el aspecto del vitíligo. Estos son:

Aceite de onagra

En las dietéticas y casas naturistas se consiguen las cápsulas de este aceite en concentraciones de 500 mg.

Aloe vera

Son sabidas las propiedades que tiene el aloe vera para la piel. Simplemente tienes que abrir una penca o tallo de aloe vera de manera longitudinal, extraer el gel y pasar por las zonas afectadas por la leucodemia, todos los días, antes de irte a dormir.

Factor de protección

En sí no es un tratamiento para eliminar el vitíligo, sino una manera de no empeorar la situación. Recuerda que la zona afectada no tiene la barrera natural de pigmentos y, por lo tanto, los rayos UV son muy dañinos (más que en cualquier otra parte del cuerpo). Entonces, para evitar quemaduras graves, nunca salgas a la calle sin colocar en las áreas despigmentadas una buena cantidad de factor de protección elevado (de 40 FPS, por lo menos) o un bloqueador solar, como el que se usa para los bebés o personas con piel muy sensible.

Buenos hábitos

Dentro del cambio de hábitos para evitar empeorar el vitíligo no puede faltar la reducción de los niveles de estrés, puesto que en la actualidad es la causa de la mayoría de los problemas y enfermedades, incluyendo la leucodemia. También es bueno que uses ropa que proteja la zona, que no te expongas al sol al mediodía, sobre todo en verano, y que uses sombrero o pañuelos, etc

 

Este artículo fue realizado mejorconsalud.com Si deseas seguir leyendo artículos de tu interés sigue explorando el sitio.

Loading...

Autor: Fiorella Roque Mejia

Estudiante motivada para dar respuesta a los problemas de salud nutricional y apasionada por el estudio de las ciencias de salud, nutrición y la alimentación a la sociedad. Actualmente adoro la nutrición complementaria, el estilo de vida saludable y la fitoterapia. Soy amante del cine, el café y de diferentes tipos de infusiones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *